Imserso: “Es hora de reformar la dependencia para no marear al ciudadano”

Fecha

29/11/2018

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

La directora general del Imserso, Carmen Balfagón, ha señalado hoy que es el momento idóneo para reformar la ley de dependencia y enfocarla hacia las necesidades del usuario, en vez de “volver locas a las personas” en situación de dependencia para poder ser atendidas.

“No se puede tener dando vueltas a la persona dependiente, si entra en el circuito social o sanitario hay que resolver su situación allí donde se encuentre”, y además hay que escuchar sus deseos sobre cómo quiere recibir la prestación, en lugar de preguntárselo al final del proceso, ha defendido Balfagón.

La directora general del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso), que ha ofrecido una ponencia en un congreso sobre los retos de la atención a la dependencia en Canarias, ha considerado que todo el mundo tiene claro que hay una insatisfacción de los dependientes porque “la mayoría de las veces” la aplicación de la ley llega tarde.

“Esta debe ser la legislatura de la dependencia”, es “un momento ideal para cambiar la ley de dependencia” tras once años en vigor, ha insistido.

Ha instado además a abordar las modificaciones cuanto antes, por las dudas sobre la duración de la legislatura, una incertidumbre que es “un sinvivir”.

Los cambios, ha dicho, deben ser por consenso de las comunidades autónomas, no mediante acuerdos “con unas cuantas”, porque “eso no lleva a ningún lado”.

También se ha mostrado de acuerdo en mejorar la financiación de la dependencia tras los recortes de 2012, aunque lo primero es mejorar los procedimientos.

En cambio, ha expresado su desacuerdo en modificar los servicios y las prestaciones, aunque sí se deben revisar las compatibilidades entre ellos.

Debe ser el ciudadano dependiente el que decida dónde quiere ejercer su derecho subjetivo a una prestación, “y no que le manden a donde no quiere estar”, ha subrayado.

Balfagón ha añadido que hay que recuperar ya el plazo de seis meses entre el reconocimiento de la dependencia y la asignación de la prestación, que fue ampliado a dos años en 2012. “A ver qué dice Hacienda”, ha comentado.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?