Idenfican una posible nueva estrategia contra el Síndrome X Frágil

Fecha

10/08/2010

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory, en Estados Unidos, han descubierto que un compuesto denominado inhibidor de la fosfoinositida-3 (PI3) quinasa puede corregir los defectos en la anatomía de las neuronas observados en modelos de ratones con Síndrome X Frágil.

Este hallazgo, publicado “on line” esta semana en “Journal of Neuroscience”, sugiere que los inhibidores de la PI3 quinasa podrían ayudar la capacidad de aprendizaje y cognición de los pacientes con este síndrome, la causa más común de discapacidad intelectual hereditaria.

En concreto, con experimentos realizados con neuronas cultivadas procedentes del hipocampo -una región cerebral implicada en el aprendizaje y la memoria-, este fármaco logró restaurar la apariencia normal y los niveles de producción de proteína y sinapsis, la unión entre las células donde se da el proceso químico de la comunición.

Según el autor principal de este trabajo, Gary Bassell, profesor de Biología Celular y Neurología de la Universidad de Emory, “este es un importante primer paso hacia la meta de conseguir una nueva estrategia terapéutica para el Síndrome X Frágil, que trata los defectos moleculares y que podría ser aplicable también a otras formas de autismo”.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?