Gureak ofrecerá 980 plazas para personas con discapacidad

Fecha

Medio

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

En 1997, el grupo Gureak prestaba sus servicios de atención al colectivo con discapacidad intelectual a catorce personas; el año pasado, fueron 695. Este crecimiento ha sido posible, entre otras cosas, gracias al convenio que mantienen Gureak y el departamento de Política Social de la Diputación desde hace veinticinco años y que renovaron ayer el presidente del Grupo Gureak, Iñaki Alkorta, y Ander Rodríguez, diputado de Política Social.

La institución foral aportará 6.269.164 euros al grupo, que gestiona un servicio ocupacional y de empleo dirigido a personas con discapacidad y empleará el citado presupuesto para ofertar 980 plazas.

Cuando una persona con discapacidad o enfermedad mental acude a Gureak, pasa por un proceso de reconocimiento de capacidades que determina un plan individualizado. «A partir de esos planes pueden evolucionar directamente a compromisos de empleo, o pasar por tránsitos menos acelerados», explica Alkorta. En cualquier caso, la necesidad de formación es común en todas las vías, dado que es un elemento «esencial en el desarrollo de habilidades» no sólo en la profesión que ejercerán, sino también en lo relativo a habilidades sociales y de comportamiento en lugares de trabajo. Explica el presidente de Gureak que esta formación se adapta a las limitaciones cognitivas de sus receptores y se desarrolla en entornos reales de trabajo.

En este sentido, Alkorta destaca el abanico de alternativas con que cuenta Gureak para habilitar estos entornos: «Contamos con diecisiete ubicaciones en Gipuzkoa, estamos presentes en todas las comarcas y tenemos una serie de empresas industriales y de servicios que nos permite ir jugando con las oportunidades disponibles». Actualmente, el servicio ocupacional de Gureak se oferta en ámbitos variados que facilitan que cada persona beneficiaria encuentre la tarea más afín a sus necesidades: actividades industriales, actividades agropecuarias, prácticas en empresas, jardinería, etc. En palabras de Ander Rodríguez, este servicio «constituye un elemento fundamental en los procesos de inserción social y económica de los colectivos que se enfrentan a mayores dificultades cuando se trata de desarrollar plenamente estos aspectos de sus vidas».

Gureak ha atendido siempre de manera prioritaria a personas con discapacidad intelectual, de las que, afirma Alkorta, apenas hay lista de espera, «porque con las dotaciones estamos siendo capaces de atender prácticamente a la totalidad de las solicitudes». Por otra parte, han surgido nuevas necesidades en el colectivo de personas con enfermedades mentales que ahora mismo triplica el número de solicitudes correspondientes a personas con discapacidad intelectual.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?