Gipuzkoa estrena una prueba que mejora la detección de sordera en recién nacidos

Fecha

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

A las 48 horas de vida, antes de que estrenen las cunas que les esperan en sus casas, los bebés recién nacidos en Gipuzkoa son sometidos al cribado neonatal de enfermedades congénitas, popularmente conocida como la ‘prueba del talón’, en la que una gota de sangre por punción en el talón permite detectar precozmente enfermedades tan graves como poco comunes. Un diagnóstico a tiempo permitirá ponerles en tratamiento y sanarles, o al menos ofrecerles una calidad de vida mucho mayor. De momento, en el País Vasco se detectan cinco enfermedades y hay otras en estudio que, a buen seguro, se irán incorporando paulatinamente.

Lo que sí va a mejorar a partir de los próximos días es otra de las pruebas que se realiza a todos los recién nacidos en las maternidades de Gipuzkoa: la de la detección precoz de la sordera congénita. La nueva técnica, que se lleva a cabo mediante la colocación de unos electrodos en la frente, es más «fiable y evita los falsos positivos y negativos», explica el médico neonatólogo del Hospital Universitario Donostia y uno de los coordinadores del Programa de Cribado Neonatal de Osakidetza, José Arena Ansótegui.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?