Forética reivindica las bonificaciones para personas con discapacidad como las “más efectivas” para crear empleo

Fecha

11/11/2022

Medio

Solidaridad Digital

Facebook
Twitter
LinkedIn

Forética, organización empresarial referente en materia de sostenibilidad en España, reivindica las bonificaciones para la contratación de personas con discapacidad como una de las políticas “más efectivas” para crear empleo.

Así consta en el Observatorio español de empleo verde y transición justa, elaborado en el marco del proyecto ‘JOBS 2030 – Futuro del Trabajo’ -encabezado por ManpowerGroup, con la colaboración de Fundación ONCE y Prisa. El informe aporta datos concretos que muestran la importancia de la transición ecológica y su impacto en los puestos de trabajo. Además, incluye cifras relevantes sobre los sectores verdes tradicionales y los estratégicos para acelerar esta transición en la economía española.

Las personas con discapacidad tienen menores tasas de actividad y mayores tasas de desempleo. Según los últimos datos publicados por el INE, el 34,3% de las personas de 16 a 64 años con discapacidad oficialmente reconocida en 2020 eran activos, 0,3 puntos más que en el año anterior. Se trata de una tasa de actividad más de 23 puntos inferior a la de la población sin discapacidad (que en 2020 se situó en el 57,4% según datos de la EPA.

El estudio ratifica que la tasa de paro del colectivo con discapacidad fue del 22,2%, una tasa 6,8 puntos superior a la de la población sin discapacidad. “Entre los mecanismos para activar una transición justa, se hace necesario el desarrollo de políticas destinadas a fomentar la actividad laboral de este colectivo y una mejor inclusión de estas personas en las empresas que trabajan para una economía baja en carbono”, dice el informe.

Así, “un mix adecuado de políticas públicas, compromiso empresarial y acciones de la sociedad civil y el sector educativo puede conseguir dar más oportunidades a mucha gente, y no dejar a nadie atrás en esta transición”. En este sentido, añade, “entre las políticas más efectivas hasta el momento se sitúan, por ejemplo, las bonificaciones de la Seguridad Social que las empresas y entidades perciben por la generación de empleo indefinido de este colectivo, así como el impulso de la modalidad de Contrato de Trabajo de Fomento del Empleo de las Personas con Discapacidad. Ambos incentivos podrían ser estratégicos de cara a acelerar la transición justa para el empleo verde desde el punto de vista de la discapacidad”.

Forética recuerda que en el informe anterior planteaba cinco áreas sobre las que construir la respuesta a una transición justa, y una de ellas es la discapacidad, ya que un total de 4.387 millones de personas en España, es decir, 1 de cada 5 familias, cuenta con una persona con discapacidad entre sus miembros, y menos del 24% en edad de trabajar (entre 16 y 64 años) lo está haciendo.

Por ello, “construir propuestas que vinculen discapacidad con trabajo decente, garantizando unos estándares adecuados de seguridad, nivel económico, adaptación (cuando así lo necesite) y que todo esto sea en un escenario de acceso al empleo verde como mecanismo para promover mejores datos de inclusión es estratégico”.

Entre las conclusiones, Forética destaca algunos binomios sobre los que cree necesario reflexionar, y entre ellos “el binomio de empleo y discapacidad y la importancia de mantener e impulsar incentivos para la empleabilidad de este colectivo”.

UNA TRANSICIÓN JUSTA

El informe destaca que, según Eurostat, el porcentaje de desempleo juvenil en España duplica la tasa europea y el dato para los grupos de mayor edad sobrepasa también la media de Europa. Además, se aprecia una fuerte correlación entre el nivel de estudios y el porcentaje de desempleo.

“Ante esta situación crítica que atraviesa el mercado laboral, la transición verde va a tensionar la vulnerabilidad en el ámbito del trabajo, especialmente para aquellos colectivos con mayores dificultades de acceso al empleo. Junto al reto del desempleo juvenil, elementos como la brecha digital o de discapacidad están centrando los esfuerzos en promover una transición justa centrada en las personas, demandando un mayor compromiso y acción por parte de empresas y administraciones públicas”, dice el estudio.

Germán Granda, director general de Forética, afirma: “A través del proyecto ‘JOBS 2030 – Futuro del Trabajo’, desde Forética impulsamos los compromisos de las empresas con una transición justa. Es necesaria una respuesta empresarial adecuada, integrando aspectos ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) en las estrategias corporativas, generando mayores niveles de empleabilidad de calidad y más oportunidades de desarrollo para los más vulnerables”.

Según datos recogidos en el informe y de acuerdo con el Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional (Cedefop), 2,7 millones de personas en España están, ahora mismo, empleados en sectores verdes o estratégicos para la transición verde, lo que supone un 14% del total del empleo en España y casi un 26% de la actividad económica. Además, según esta organización, se estima que el empleo verde total en España crezca a un ritmo algo superior al 1% anual hasta 2030, mientras que en la media de países de la Unión Europea la tasa de crecimiento para estos mismos sectores se estima en un 0,6% anual.

Con el desarrollo de este Observatorio español de empleo verde y transición justa, Forética tiene el objetivo de proponer vías de avance y una hoja de ruta con los principales elementos de acción, así como visibilizar buenas prácticas de organizaciones líderes. En este sentido, las empresas pueden participar en esta iniciativa, con plazo hasta el 21 de noviembre, compartiendo los proyectos que demuestren su compromiso y acción en materia de empleo verde y transición justa.

El objetivo de la segunda edición del proyecto ‘JOBS 2030 – Futuro del Trabajo’ es crear un espacio de diálogo, conocimiento y tendencias empresariales sobre las implicaciones, retos y oportunidades que la transición verde va a tener en el futuro del trabajo, y qué mecanismos es necesario acelerar para promover una transición justa.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social apoya institucionalmente el proyecto, en alianza con Wbcsd y CSR Europe. Los Gobiernos autonómicos de Aragón, Canarias, Castilla y León, Extremadura, Galicia, La Rioja, Comunidad de Madrid, Región de Murcia y Navarra, junto al Cabildo de Tenerife son también ‘partners’ institucionales de la iniciativa.

Como organizaciones colaboradoras, el proyecto ‘JOBS 2030 – Futuro del Trabajo’ cuenta con la Cámara de Cantabria, la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), Club Asturiano de Calidad, Club de Empresas Responsables y Sostenibles de la Comunidad Valenciana (CERS), Eticentre, Respon.cat y Visión Responsable, con el objetivo de maximizar el impacto de la iniciativa a nivel regional y local.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?