Fiat dona al Hospital de Parapléjicos [de Toledo] un simulador que permite valorar las capacidades de los minusválidos para conducir: En 1999 un total de 91 pacientes del centro toledano obtuvieron el permiso de conducir

Fecha

19/07/2000

Medio

EUROPA PRESS - Castilla-La Mancha

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, dependiente del Insalud, y Fiat Auto España firmaron hoy un convenio de colaboración por el que la empresa automovilística dona al centro sanitario un simulador de conducción para que éste lo utilice dentro del proyecto europeo Consensus, que establecerá los Reglamentos de conducción de vehículos a motor dentro de la Unión Europea.

El proyecto Consensus pretende, entre otras cosas, desarrollar una clasificación funcional, concisa y europea de las personas de la Tercera Edad y Discapacitados, en relación con su capacidad de conducir. Asimismo, busca proponer un código de buenas prácticas en la evaluación de la capacidad de conducir de ese colectivo y acciones encaminadas a aumentar el grado de aceptación por parte de los usuarios.

Según explicó, en rueda de prensa, el director gerente del Hospital Nacional de Parapléjicos, Juan Antonio Marqués, este centro ya cuenta desde hace un año con el citado simulador, instalado por Fiat dentro de su proyecto Autonomy, con el que se ha llevado a cabo un proyecto piloto de evaluación y de pre instalación del dispositivo. El simulador del hospital toledano fue el primero de estas características que se instaló en España y, a lo largo de este tiempo, han realizado entre 15 y 20 pruebas mensuales.

Este proyecto ha permitido realizar un estudio de investigación para comparar las capacidades que tienen las personas que están libres de minusvalías con respecto a aquellos pacientes que tienen algún tipo de discapacidad, normalmente lesionados medulares. Marqués recordó que el Hospital de Parapléjicos siempre ha tenido muy presente que la capacidad de conducción es algo muy importante dentro de la rehabilitación e integración social de los lesionados medulares.

Por este motivo, desde el inicio de sus actividades hace más de 25 años, a los pacientes se les ha facilitado la posibilidad de tomar clases tanto teóricas como prácticas para obtener el permiso de conducir. Así, en 1999 obtuvieron este permiso 91 personas sobre un total de 114 solicitudes –el 90 por ciento eran parapléjicos y un 10 por ciento tetrapléjicos–, mientras que en los seis primeros meses de este año lo han conseguido 40 sobre los 62 que lo solicitaron.

INICIATIVA BIEN VALORADA

Según el gerente del Hospital, en general el porcentaje de aprobados es elevada aunque precisó que se producen algunos abandonos por diferentes motivos, entre ellos por el alta hospitalaria de los pacientes o porque precisan adaptaciones o condiciones especiales para obtener el permiso de conducir. "En general es una actividad de la que estamos altamente satisfechos y que los pacientes también valoran muy positivamente", añadió.

Marqués explicó que este simulador permite valorar las capacidades de destreza, reflejos y fuerza motriz de las personas, no sólo minusválidasEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Mujeres / niñas con discapacidad en su lugar.. De las pruebas que se realizan se obtiene un conjunto de información sobre esas capacidades cara a enfrentarse luego a un vehículo real, que en el caso de que sea para minusválidosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar., tendrá que ser adaptado.

AYUDA A LA MOVILIDAD

Por su parte, el consejero delegado de Fiat Auto España, Claudio San Pedro, agradeció la labor que está desarrollando la comunidad médica española acompañándoles en el proyecto Autonomy. San Pedro comentó que Fiat participa en el programa Consensus aportando los simuladores para poder controlar, de alguna manera, las habilidades y capacidades de las personas con minusvalía que quieren obtener el carnet de conducir.

"Fiat no puede desconocer que, más allá de lo que pueda aportar desde el punto de vista económico, los profesionales que se dedican a esto son los protagonistas", dijo San Pedro, quien precisó que la preocupación de su empresa es el reflejo de la preocupación social para dotar, a quienes más necesitan la movilidad, de elementos técnicos que de alguna manera los habiliten de una manera mejor en el futuro.

Por otra parte, señaló que las empresas automovilísticas tienen una responsabilidad "principalísima", no sólo para solucionar los problemas de motricidad o invalidez que puedan ocasionarse en los accidentes de tráfico, sino también evitar que éstos se produzcan. En este sentido, comentó que lamentablemente los accidentes de tráfico provocan el 50 por ciento de las lesiones medulares, de ahí que colaboren con programas a nivel europeo sobre educación víal.

San Pedro aseguró que el coste del simulador instalado en el Hospital Nacional de Parapléjicos es difícil de evaluar porque, aunque comentó que el precio del aparato en sí es de unos ocho millones de pesetas, la investigación que se ha desarrollado anteriormente ha tenido un coste muy importante. "No queremos ver reducido este proyecto a cifras y dinero porque creemos que es la mejor inversión que podemos hacer, más allá de conseguir mejores ventas o mayor cuota de mercado", afirmó.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?