Famma pide que la eliminación de barreras en viviendas con personas con discapacidad se tramite por procedimiento de “urgencia humanitaria”

Fecha

03/10/2019

Medio

Servimedia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Famma-Cocemfe Madrid) exigió este jueves que las licencias para eliminar barreras arquitectónicas en viviendas habitadas por personas con discapacidad se tramiten por procedimiento de “urgencia humanitaria”.

“Ante el encierro que viven estas personas en sus propias casas, los ayuntamientos no pueden responder con la misma lentitud que para las reformas habituales de viviendas”, que no tienen ningún tipo de urgencia, señaló Famma en un comunicado.

A su juicio, las personas con movilidad reducida viven una “situación de urgencia humanitaria”, pues “llegan a estar encerradas en sus casas por no poder eliminar las barreras en sus viviendas con la celeridad necesaria que se exige para estos casos, debido a la tardanza administrativa en la concesión de la licencia de obras”.

Por ello, reclamó la creación de una Oficina de Accesibilidad en todos los ayuntamientos de la Comunidad de Madrid, que propicie la promoción de la eliminación de barreras y que, de manera especial, priorice la creación de una licencia de obras por “urgencia humanitaria”. Según Famma, esta licencia tendría el fin de acelerar los trámites para su concesión, agilizar las obras y propiciar la no exclusión de las personas que la soliciten.

Entrarían a formar parte de esta licencia de “urgencia humanitaria” todas aquellas que fueron solicitadas cuando afecten a zonas de dominio público, en circunstancias donde el diseño técnico obligue a invadir una zona de espacio público, apuntó.

Aclaró que son circunstancias que, en muchas ocasiones, se dan cuando hay que instalar ascensores a través de los exteriores de las fachadas de viviendas o colocar rampas que, de otra manera, sería imposible.

Según el presidente de la federación, Javier Font, “el exceso de burocracia existente choca de frente con los derechos humanos y paraliza la solución a personas que viven confinadas en sus viviendas por culpa de las barreras que no pueden ser eliminadas con la celeridad que se requiere”.

Sin embargo, “se podrían articular sistemas administrativos más ágiles, que permitieran vivir con dignidad a las personas que necesitan la compresión de la administración competente”, concluyó.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?