Faltan recursos y políticas para abordar la discapacidad en Iberoamérica

Fecha

19/08/2010

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

La falta de recursos y la ausencia de políticas públicas son dos de los principales obstáculos que tienen las personas con discapacidad en Iberoamérica para ejercer sus derechos, según un informe difundido hoy en Lima por la Federación de Defensores de la región.

La presidenta de la Federación Iberoamericana del Ombudsman (FIO), Beatriz Merino, señaló durante la presentación del estudio que la falta de presupuesto dificulta la aplicación de los planes nacionales para atender a los discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar., planes que existen en 12 de los 17 países miembros de la federación.

Asimismo, Merino, quien también es la Defensora del Pueblo de Perú, llamó la atención a los estados de la región para que implementen políticas públicas sobre discapacidad ajustadas a las normas internacionales.

En este sentido, destacó que doce países iberoamericanos han ratificado la Convención sobre los Derechos de las personas con discapacidad, “hoja de ruta” en vigor desde mayo de 2008.

El tratamiento que reciben estas personas varía mucho de unos países a otros, señaló la Defensora, quien citó a Costa Rica, Panamá, México y Venezuela como aquellos que avanzaron de manera más significativa.

En el caso de Perú, sostuvo que aún existe una agenda pendiente de cara a las próximas elecciones y lamentó no haber escuchado propuestas específicas para este colectivo.

Otro de los asistentes, el Defensor del Pueblo de Panamá, Ricardo Vargas, se expresó en la misma línea y subrayó que Iberoamérica necesita políticas públicas integrales y sostenidas, dotadas de suficientes recursos.

“Cuantos más obstáculos, más discapacidad (sufre) la persona”, afirmó Vargas.
Según el VII Informe de Derechos Humanos presentado hoy, todos los países miembros de la FIO recogen de forma constitucional la protección de los derechos fundamentales de las personas con minusvalías.

El estudio señala que se percibe un esfuerzo “heterogéneo” en los distintos países para atender la integración de estas personas a través de redes institucionales, aunque queda “mucho camino por recorrer”.

Los fondos destinados a los planes nacionales de discapacidad son escasos en algunos países como Paraguay, donde no llegan ni al 1% del presupuesto del Ministerio de Educación.

En cuanto al tratamiento que estas personas reciben en los centros públicos, la FIO subraya que persiste un enfoque de hospitazación e internamiento de los pacientes, lo cual significa en la práctica una “condena de estas personas a la reclusión y al aislamiento”.

Además, considera que las personas con discapacidad tienen más facilidades de transporte en los países de la Unión Europea, aunque en América otros como Venezuela han avanzado en los accesos al sistema público.

Además del acceso “limitado” a la cultura y al deporte, el informe se centra en las dificultades que atraviesan los iberoamerianos con discapacidad para participar en política, acceder a un empleo o a los servicios sanitarios.

El número de discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. varía mucho según los países, lo que se atribuye a parámetros muy diferentes para considerar este fenómeno: así, mientras solo un 0,9% de la población de Paraguay se considera discapacitadaEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Mujer / niña con discapacidad en su lugar., el porcentaje llega al 26,8% en Puerto Rico.

Del mismo modo, el 1,8% de los mexicanos sufre algún tipo de discapacidad, al igual que el 3,6% de los guatemaltecos, el 4,1% de los salvadoreños, el 6,1% de los portugueses, el 6,4% de los colombianos, el 7,1% de los argentinos, el 8,9% de los peruanos, el 11,3% de los panameños o el 12% de los ecuatorianos.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?