Expertos prueban un chaleco capaz de frenar las estereotipias y prevenir conductas agresivas disminuyendo la medicación

Fecha

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Un equipo de investigadores especialistas en Psiquiatría y Psicología del servicio de Discapacidad Intelectual del Instituto de Asistencia Sanitaria de Girona, liderado por Ramón Novell, y en colaboración con la empresa Handycat, han probado un chaleco ‘MyFit’ capaz de frenar las estereotipias y prevenir conductas agresivas, reduciendo medicación en personas con autismo, discapacidad e hiperactividad. Se trata de un chaleco especial relleno de bolas con diferentes pesos.

En total, se ha probado sobre 25 pacientes con diferentes trastornos y niveles de discapacidad y los primeros resultados, según ha comentado Novell, han sido “muy positivos”, dado que demuestran un alto grado de efectividad de estos elementos de estimulación propioceptiva profunda en el bienestar y la calidad de vida de estas personas ya que, incluso, pueden reducir la cantidad de fármacos que se administraban.

Entre los mayores beneficios que se ha observado se encuentra el efecto calmante (que no sedante) que produce el chaleco, dado que permite reducir dosis de medicación y la cantidad de fármacos diferentes que debe tomar el paciente, con los consecuentes efectos secundarios. Además, mejora la atención y reduce las estereotipias (tics motores y fónicos). De hecho, en el caso de la reducción de las estereotipias y conductas repetitivas el efecto del chaleco es inmediato.

“Actualmente, estamos definiendo en qué perfiles y momentos resulta más beneficioso colocar el chaleco. Estamos diseñando la ‘pastilla’ y la pauta de tratamiento y tenemos previsto ampliar el estudio a más personas con diferentes trastornos. El objetivo es llegar a prescribir el chaleco como una herramienta terapéutica que nos permita mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes y sus familias. Además, si esto permite en algunos casos reducir la cantidad de benzodiacepinas que administramos y otros medicamentos, con los efectos adversos que provocan, mejoraremos sin duda la calidad del tratamiento”, ha comentado el experto.

Por último, Novell ha asegurado que este chaleco incrementa la atención en un 50 por ciento y la sensación de calma. Además, en cuanto a momentos de grave agitación, conductas agresivas e hiperactividad esta prenda produce un efecto a los 20 minutos. “Estamos empezando a colocar este chaleco especial de manera preventiva, en momentos o situaciones que sabemos que la persona se altera, para evitar estos episodios”, ha zanjado.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?