“Esta crisis del coronavirus me está sirviendo para conocer mejor a mi hijo y saber más sobre lo que hacía en el cole”

Fecha

21/04/2020

Medio

Plena inclusión

Facebook
Twitter
LinkedIn

Esta es una de las impresiones mostradas por Esther Contell, madre de un alumno con autismo, en el seminario “La escuela en casa”, que Plena inclusión ha celebrado esta tarde, y en el que han participado casi 900 personas de toda España. Esther y su marido Diego han explicado cómo tienen reuniones todas las semanas con los profesores de su hijo, pero que el mayor aprendizaje para ellos ha sido el poder llevar una vida de familia distinta y valorar mucho más el trabajo de apoyo que se realiza con su hijo y a trabajar con él en el día a día, adaptando los horarios de toda la familia, estableciendo nuevas rutinas, etc.

Familiares como ella, alumnas y alumnos, profesores, representantes de la administración educativa y profesionales de Plena inclusión han compartido en este seminario online sus impresiones y experiencias de cómo están afrontando esta crisis por el COVID19. Todos han coincidido en que es un momento de oportunidades educativas.

Para las personas con discapacidad intelectual, TEA o parálisis cerebral, así como para sus familias, supone comenzar una dinámica familiar diferente, no excenta de sacrificios por todas los miembros, pero tampoco de satisfacciones: al aprendizaje sobre las terapias, recursos educativos, relaciones con el profesorado, etc, se une además un “aprendizaje emocional”, afirma Desiré Aguirre, madre del joven Álvaro, que tiene autismo y ha accedido a una FP de jardinería. El confinamiento les ha obligado, como a tantas otras familias, a reinventar sus rutinas, sus recursos y relaciones familiares, su tiempo en familia. Y también a valorar las relaciones con las personas de apoyo y los profesores, todo ello a veces con cierta frustración.

En este sentido, Macarena Jerón, madre de la Comisión de Familias de Plena inclusión que ha conducido el seminario, ha señalado: “nuestros hijos ahora nos resultan personas un poco desconocidas porque no sabemos como asumir sus terápias, aprendizajes,,, pero tambien no ha hecho más fuertes, y sorprendernos ante situaciones cotidianas: hemos aprendido a abordar nuevas situaciones, rutinas, y yo lo veo como una oportunidad. También contemplar la naturaleza sin intervención sin la mano del hombre y enseñarselo a nuestros hijos… Nos ha resultado extraño escuchar el silencio, algo que no estamos acostumbrados, y nos hemos emocionado con los aplausos de las 20:00h. Ahora más que nunca hemos tenido que tirar de recursos e imaginación para abordar este proceso transformador que nos ha dejado una lección de vida”.

También ha habido espacio para la opinión del alumnado: Almudena Escudero y Jose Luis Carretero, alumna y alumno del servicio de Transición a la Vida Adulta (CEE Astor, Plena inclusión Madrid), han contado también su experiencia. El primero, que está haciendo prácticas en una tienda de deportes, ha dicho sentirse un poco abandonado estas semanas, y solo espera poder terminar el curso y poder reengancharse.

José Alfredo Espinosa, del Centro Nacional de Investigación e Innovación Educativa (CNIIE, Ministerio de Educación y Formación Profesional), que ha dicho sentirse parte de la familia de Plena inclusión, ha valorado este papel de las familias, afirmando que aunque muchas veces perciban lo contrario, lo cierto es que los están haciendo muy bien, sobre todo teniendo en cuenta que sus dificultades van mucho más allá de lo educativo: económicas, tecnológicas… y todo eso genera brechas. “No dejar a nadie atrás significa poder esperarle, para continuar caminando juntos”, ha sentenciado. “La inclusión es la finalidad, pero ahora más que nunca es el momento de la solidaridad, la justicia social, y de la accesibilidad”.

En la misma línea, Ruimán Tendero, profesional de Autismo Tenerife, ha valorado la capacidad de adaptación de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. “Nunca han sido suficientes los apoyos y siempre han enfrentado bien las situaciones. También las familias están demostrando su capacidad y se están demostrando a sí mismas. Pueden tener la falsa percepción de que los apoyos profesionales son mejores, y yo les animo a aprender que no son los únicos ni son los mejores”. Esta situación es una demostración de la importancia del aprendizaje en los contextos naturales. Estamos aprendiendo el valor del tiempo, las familias están dedicando tiempo y eso les está devolviendo un mayor conocimiento de sus hijos e hijas.

Santiago Ferrer, director del centro de educación especial KOINOS ha señalado los aprendizajes para los centros educativos: el uso de tecnología de educación a distancia venciendo tecnofobias; las nuevas formas de comunicación, y relación entre familias y profesorado; el trabajo cooperativo; la conciliación, evitando horas de trabajo presencial; el desarrollo de nuevas competencias, ahora que no ha quedado remedio…

Para finalizar, el director de Plena inclusión España, Enrique Galván, encargado de abrir y cerrar este seminario, ha puesto en valor la paciencia de los niños y niñas, “que no pensamos que podrían llegar a tener”, y ha apelado a no olvidarnos de aquellos que por sus circunstancias personales y familiares lo están pasando peor.

Durante el seminario se ha presentado la guía del Plena inclusión: “El derecho a la educación durante el COVID-19”, disponible en el apartado de publicaciones de nuestra web.

Lectura fácil

"Esta crisis del coronavirus me está sirviendo para conocer mejor a mi hijo y saber más sobre lo que hacía en el cole"

La frase del título es una opinión
de Esther Contell, madre de un alumno con autismo.
La he hecho en el seminario “La escuela en casa”,
que Plena inclusión ha celebrado esta tarde.

En este seminario a través de internet
han participado casi 900 espectadores de toda España.
Familiares, personas con discapacidad, profesores y profesionales
han contado experiencias.
Han explicado cómo ha cambiado
la forma de aprender durante este confinamiento.

Todos ellos han valorado las oportunidades
que les están dando estos días en casa
para aprender y relacionarse de otro modo,
para organizar de otra manera el tiempo,
y para conocer mejor sus emociones.

En el seminario hemos presentado
una guía sobre el derecho a la educación
del alumnado con discapacidad intelectual
durante este confinamiento
por el coronavirus.

Puedes descargar esta guía
en el apartado de publicaciones
de este web.
También hay un enlace directo más abajo.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?