España sigue por encima de la media europea de consumo de antibióticos

Fecha

19/11/2019

Medio

Servimedia

Facebook
Twitter
LinkedIn

El Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (Mscbs) ha informado de que entre 2015 y 2018 España redujo el consumo de antibióticos en salud humana un 7,2 % y las ventas totales de antibióticos veterinarios se redujeron un 52,3 % entre 2014 y 2018. Aún así, España sigue por encima de la media europea de consumo de antibióticos, tanto en medicina humana como veterinaria.

La media española de consumo de antibióticos en salud humana ha pasado de las 28 dosis diarias definidas (DHD) registradas en 2015 a las 26,1 contabilizadas en 2018. En el caso de las ventas de antibióticos veterinarios, con la reducción del 52,3 % España pasa de los 418,8 mg/PCU contabilizados en 2014 a los 199,2 de 2018.

En la bajada del área veterinaria, destaca especialmente la caída de las ventas de antibióticos de importancia crítica para la salud humana, que en 2014 eran el 12% del total y en 2017, el 4%. En cualquier caso, España sigue estando por encima de la media europea de consumo de antibióticos, tanto en medicina humana como veterinaria.

Según los resultados de la encuesta online realizada por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) a 18.365 profesionales sanitarios de toda la Unión Europea en el ámbito de la salud humana, la gran mayoría conoce los conceptos clave sobre resistencia y sabe que los antibióticos no son efectivos contra infecciones víricas (97%). El 89% de los profesionales sanitarios conoce la conexión entre la prescripción, la dispensación o la administración de antibióticos y la diseminación de resistencia, aunque sólo el 58% reconoce desempeñar un papel clave en el control de este problema.

Los profesionales de Enfermería son el colectivo que mejor conoce las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la correcta higiene de manos (73%). En el caso de los prescriptores, aunque la mayoría considera la resistencia como un factor destacado a la hora de decidir tratamiento, el miedo a las complicaciones en el paciente es el factor principal para prescribir antibióticos en situaciones en las que habrían preferido no hacerlo. El 43% asegura que esta preocupación afectó a sus prescripciones al menos una vez en la última semana.

Todos estos datos se presentaron hoy durante la Jornada del Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos 2019, que se ha celebrado en la sede del Mscbs con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?