España “no aprueba” en varios aspectos la Convención de la ONU, aseguran los partidos políticos

Fecha

31/03/2019

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Las eurodiputadas Iratxe García, del PSOE; Rosa Estarás, del PP, y Maite Pagazaurtundúa, de Progresistas en Europa, y la candidata Esther Sanz, de Unidos Podemos Cambiar Europa, admitieron este viernes que España “no aprueba” en cuanto a la aplicación práctica de varios aspectos de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU, ratificada en 2008.

Así lo pusieron de manifiesto en el transcurso de su intervención en el diálogo titulado `Consideración de la discapacidad por los partidos políticos que concurren a las elecciones europeas’, organizado en el marco del encuentro sobre `La Agenda Política Europea de la Discapacidad en la Unión Europea 2019-2023. Elecciones al Parlamento Europeo’, organizado por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), con el apoyo del Grupo Social ONCE y el Parlamento Europeo y moderado por el director de Servimedia, José Manuel González Huesa.

Pagazaurtundúa reconoció, a este respecto, que “ninguna institución aprueba”, “otra cosa es que hayamos pasado de un cero a un dos y medio o tres”.

“No aprobamos, pero estamos mejorando”, abundó, al tiempo que reivindicó la necesidad de tejer una “red informal de complicidades” para implementar esta convención en su totalidad.

En este sentido, para Rosa Estarás, comparada con el resto de Europa, España “va por delante” gracias a la ONCE, al Cermi y a la “iniciativa social”. “No por los políticos, sino por los movimientos que están al pie del cañón”, agregó, para, a continuación, defender que la ONCE “es el referente”.

Para la eurodiputada popular, la consecución de la plena igualdad de las personas con discapacidad “es un tema de derechos humanos y no tiene ningún sentido que no se priorice”.

Entre los “pasos adelante” que ha dado España destacó el Acta de Accesibilidad, pero instó a “no bajar la guardia” en aspectos como la consecución de la inclusión en el ámbito educativo, porque, a su juicio, “en España no existe”.

En la misma línea, Esther Sanz reconoció que España “aprueba en algunas cosas, pero en otras es nefasta”, y aseveró que suspende en “eliminación de barreras arquitectónicas, sistema educativo inclusivo, adaptación de servicios, acceso a la información y derechos de participación”, entre otros, por lo que resumió: “Depende de qué tema abordemos aprobamos o suspendemos”.

Finalmente, Iratxe García afirmó que “nos debe motivar ser conscientes de lo que nos queda por hacer, que es mucho y es una cuestión de voluntad política”.

EUROPA MAS SOCIAL

Todas defendieron que los ciudadanos necesitan una “Europa más social que tenga en cuenta la perspectiva de cada uno” e instaron a hacer “tangibles las palabras a través de las políticas”.

Además, las cuatro abogaron por reforzar la participación política de las personas con discapacidad en toda la Unión Europea y por que en todos los Estados miembro se garantice el derecho al voto de todas las personas con discapacidad, puesto que en la actualidad en la mayoría de países siguen existiendo restricciones.

Estarás recordó que en España se acaba de modificar la ley electoral para devolver el derecho de sufragio a unas 100.000 personas privadas del mismo por razón de discapacidad, algo que en su opinión debería hacerse en todos los países, puesto que se trata de un mandato de la Convención Internacional de la Discapacidad. Además, apostó por reforzar el derecho al acceso al empleo y a la educación inclusiva con todos los recursos necesarios.

La eurodiputada socialista, por su parte, reclamó que en la próxima legislatura se apruebe una directiva europea sobre igualdad de trato, a fin de reforzar la lucha contra la discriminación por razón de género, discapacidad, edad, origen, etc, aunque lamentó que el Consejo de Europa “haya puesto dificultades para que esto fuera una realidad”. Del mismo modo, apostó por que la discapacidad esté presente de manera transversal en todas las políticas públicas. “Debemos trabajar por una Europa igualitaria, que no discrimine”, concluyó.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?