El Senado incorpora por primera vez 5 trabajadores con discapacidad intelectual que han aprobado una oposición pública

Fecha

10/10/2023

Medio

Servimedia

Facebook
Twitter
LinkedIn

Cinco personas con discapacidad intelectual han aprobado una oposición pública para obtener un puesto de trabajo en el Senado como “ayudante de servicios generales”, según informaron a Servimedia fuentes parlamentarias.

Los aspirantes han conseguido, de este modo, un trabajo tras superar un proceso laboral al que inicialmente concurrieron 475 personas y durante el que han tenido que superar varias pruebas, que culminaron este lunes.

El tribunal de la oposición comunicó este martes la decisión con las cinco personas que han superado el proceso completo y que dentro de unas semanas podrán incorporarse a su nuevo puesto de trabajo en la Cámara Alta.

Para llegar hasta este momento, el Senado modificó en 2021 su convenio colectivo para incorporar una nueva categoría profesional de “ayudantes de servicios generales” a la que pueden tener acceso personas con discapacidad intelectual que tengan reconocida oficialmente al menos un 33% de discapacidad.

En julio se inició la oposición con un primer ejercicio para el que fueron admitidos 324 candidatos y al que finalmente se presentaron 163 personas con discapacidad. En septiembre, 26 pasaron a la siguiente fase, con un empate entre dos de ellas. Los primeros días de octubre han realizado el segundo examen, de carácter práctico, con el que se ha seleccionado a los cinco mejores candidatos que han aprobado el proceso completo.

Fuentes de la Cámara Alta explicaron a Servimedia que, para garantizar una incorporación laboral plenamente inclusiva, a cada uno de ellos se le va a asignar un mentor que voluntariamente acompañarán a los nuevos compañeros para una adecuada bienvenida.

Estos mentores son personal del Senado que, al igual que el resto del personal, van a recibir un curso de formación especializado de la mano de Plena inclusión Madrid para acompañar a las personas con discapacidad intelectual en su incorporación al puesto de trabajo.

De este modo, el Senado incorpora por primera vez a trabajadores con discapacidad intelectual a su plantilla tras realizar la correspondiente oposición pública. Un departamento de Recursos Humanos de la Cámara Alta ha trabajado especialmente en ello durante estos meses para que el proceso saliera de forma satisfactoria.

Se trata de un paso pionero en las Cortes Generales, ya que el Senado es la primera cámara nacional que incorpora a personas con discapacidad intelectual dentro de su personal mediante una oposición pública.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?