El PSOE pide cobertura social para las personas dependientes

Fecha

14/03/2001

Medio

SERVIMEDIA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado en el Congreso
de los Diputados una proposición no de ley para que todos los
ciudadanos que dependan de otra persona a la hora de realizar
actividades de la vida diaria puedan acceder a la asistencia
social de los poderes públicos, prestando especial protección a
las rentas más bajas.

Esta iniciativa fue presentada en rueda de prensa en el
Congreso por la secretaria de Políticas Sociales e Inmigración del
PSOE, Consuelo Rumí, y por el secretario de Política Económica del
partido, Jordi Sevilla.

Según Rumí, es preciso que, al igual que se ha desarrollado el
sistema de pensiones, el educativo y el de salud, se fomente un
Sistema Público de Servicios Sociales que atienda "las necesidades
y demandas de las personas que necesitan del compromiso del Estado
para desarrollar su vida normal".

Rumí añadió que, en definitiva, "se trata de hacer realidad un
principio de igualdad básico para aquellas personas que por la
falta o pérdida de capacidad física o psíquica tienen necesidad de
asistencia o ayuda de otra persona para la realización de actividades
de la vida diaria", principalmente ancianosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas mayores en su lugar. y discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar..

La propuesta socialista contempla la remisión por parte del
Gobierno de un proyecto de ley básica que establezca quiénes pueden
ser los beneficiarios de las ayudas, prestaciones y servicios
específicos, así como la formación de los profesionales que las
realicen, entre otros aspectos.

RED DE SERVICIOS SOCIALES

La proposición especifica que la situación de dependencia se
clasificará, teniendo en cuenta la asistencia requerida diariamente,
en distintas categorías: gran dependencia, para aquellas personas
que necesiten asistencia permanente; dependencia grave, para las
que precisen de entre tres y cinco horas de ayuda, y dependencia
moderada, para las que necesiten más de una hora y media al día.

Asimismo, los socialistas proponen el refuerzo de la red
pública de servicios sociales existente, de forma que a finales
de la legislatura el Servicio de Ayuda a Domicilio alcance una
cobertura de al menos el 60% de la población dependiente y el de
Teleasistencia de un 10%.

Además, las residencias tendrán una dotación de plazas
equivalentes, al menos, al 80% de la media de las existentes
en los países de la Unión Europea. De estas plazas, las tres
cuartas partes deberán ser asistidas.

En cuanto a los centros de día, deberán tener una provisión
de plazas de estancia diurna suficientes para cubrir, junto con
la cobertura del Servicio de Ayuda a Domicilio y de Residencias,
el 100% de las situaciones de gran dependencia y dependencia
grave.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?