El Plan Integral de Acceibilidad Turística busca incorporar este aspecto a toda la planificación del viaje

Fecha

29/11/2018

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

El Consejo de Gobierno ha aprobado este jueves el Plan Integral de Accesibilidad Turística de Castilla y León con un presupuesto de 4,10 millones de euros con el objetivo de incorporar la accesibilidad a toda la cadena de valor del turismo desde la planificación del destino hasta el regreso al lugar de origen del viajero además de identificar las necesidades vinculadas al espacio físico, a la información y a la señalización que se ofrece al turista.

Además, este plan plantea un marco estratégico de “colaboración permanente” con el sector de discapacidad para desarrollar medidas que permitan memorar el nivel de accesibilidad de los recursos y servicios turísticos de Castilla y León, desde la premisa de que esta debe ser una “tarea permanente” más allá del propio marco temporal del Plan.

Según ha explicado la portavoz, Milagros Marcos, este Plan está planteado para las anualidades 2017-2019 y cuenta con una serie de objetivos específicos como son la promoción y ayuda a la comercialización de los servicios turísticos en Castilla y León, así como el fomento de los servicios que dispongan de mayor accesibilidad y de la creación de nuevos productos turísticos accesibles.

El Plan contempla la colaboración con las entidades representativas relacionadas con la accesibilidad en Castilla y León para la realización de acciones conjuntas que mejoren la oferta de servicios turísticos accesibles y su objetivo es conseguir que los turistas que visitan Castilla y León puedan vivir una experiencia “en igualdad de condiciones y oportunidades”, independientemente de sus capacidades.

El Plan aprobado se estructura en diferentes capítulos que se centran en el análisis de la situación actual del turismo accesible, las oportunidades que ofrece el turismo accesible y los retos a los que se enfrenta, así como una estrategia específica para Castilla y León, que defina las líneas de actuación necesarias para mejorar la accesibilidad, con especial atención al espacio físico y a la acogida de turistas con necesidades de accesibilidad.

En el mismo se define una estrategia de destino accesible que incluye 21 actuaciones repartidas en cinco líneas estratégicas como son la formación en accesibilidad, el apoyo para la mejora de la accesibilidad en servicios turísticos, la creación de productos turísticos accesibles, la creación de canales de información sobre los recursos turísticos accesibles en la estrategia de promoción y la colaboración con entidades y plataformas especializadas.

El plan se ha coordinado desde la Consejería de Cultura y Turismo con los diferentes colectivos de personas con discapacidad de la Comunidad y ofrece una estrategia de turismo accesible a través de un programa operativo que recoge proyectos y actuaciones concretas tras un análisis previo del destino.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?