El mundo de la discapacidad hace balance de los 30 años de España en la Unión Europea

Fecha

01/07/2015

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

Representantes del entorno asociativo de la Discapacidad y el Tercer Sector de Acción Social han hecho balance este martes de las políticas de inclusión social puestas en marcha en las tres décadas transcurridas desde la entrada de España en la Unión Europea.

Este foro, organizado por Fundación ONCE en la sede de la Agencia Servimedia, se enmarca dentro de la iniciativa ‘Observatorio España-UE: 30 años de Transformación Social’, que en las próximas semanas analizará en diferentes mesas de debate la transformación social operada en España tras su entrada en la UE.

En la mesa participaron Miguel Ángel Cabra de Luna, presidente del Consorcio Europea de Fundaciones sobre Derechos Humanos y Discapacidad y director de Relaciones Institucionales y Planes Estratégicos de Fundación ONCE; Patricia Sanz, vicepresidenta del Consejo General de la ONCE; Luis Cayo Pérez Bueno, presidente del Cermi; Sebastián Mora, secretario general de Cáritas; Leopoldo Pérez, secretario general de Cruz Roja; y Francisca Sauquillo, presidenta del Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad.

Durante el encuentro, Cabra de Luna comentó que “estos años dentro de la UE han servido para modernizar el tejido social español, además de enseñar ayudar a una mejor organización del mismo y mayor optimización de los recursos”.

Por otra parte, el propio Cabra de Luna puso en valor el Fondo Social Europeo y señaló que gracias al mismo se han creado más de 50.000 puestos de trabajo para personas con discapacidad, el 45% de ellos para mujeres.

En este mismo sentido, Leopoldo Álvarez añadió que gracias a los Fondos Sociales en el último año Cruz Roja atendió a 180.000 personas en riesgo de exclusión. Álvarez también subrayó que estos Fondos apoyados por los recursos propios multiplican el efecto del trabajo de las organizaciones sociales.

Patricia Sanz declaró que “durante estos 30 años la ONCE ha aprovechado para dar a conocer al resto de Europa la labor que realiza y su papel como defensor y portavoz de la discapacidad”. En el mismo orden, Sanz también comentó que gracias a la UE la ONCE ha podido retroalimentarse de la labor que realizan organizaciones similares en Europa.

Luis Cayo Pérez Bueno denunció que la Europa actual tiene muy poca incidencia social y agregó que “dentro de la normativa de la Unión no están reflejadas claramente las necesidades e inquietudes de las personas con discapacidad”.

Sebastián Mora remarcó que “durante estos años igual de importante que el impacto económico y social ha sido el impacto ético”. Según Mora, gracias a esta pertenencia a la UE se logró formar un tejido ético dentro de unos “valores sociales”.

Además, Mora señaló que la UE debe adaptarse a los nuevos tiempos y encabezar la “Europa de lo social, un espacio donde se defiendan todos los derechos de las personas excluidas y no al contrario como ha sucedido en el caso de los refugiados sirios”, añadió.

Para finalizar, Francisca Sauquillo remarcó la “necesidad que tiene Europa del tejido social y viceversa”. Para Sauquillo, “Europa es necesaria y gracias a ella hemos podido superar los momentos más duros de esta última crisis financiera”. Además, la presidenta del Movimiento por la Paz comentó que “la Unión Europea debe recuperar ese espíritu integrador que tuvo en sus inicios y de esta forma dar cabida a todas las personas que corren riesgo de quedar excluidas”.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?