El Hospital de Parapléjicos de Toledo presenta una ‘silla inteligente’ que permitirá el teletrabajo a este colectivo

Fecha

02/06/2000

Medio

EUROPA PRESS

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Una nueva "silla inteligente" permitirá a lesionados medulares graves poder acceder al teletrabajo, gracias a la incorporación de un ratón infrarrojo minúsculo que obedece, a través de un sistema de sensores, a las órdenes dadas con un simple movimiento de cabeza o cuello, que se traducirán en un "click", "doble click" o "despliegue de documentos" en el ordenador de la silla.

"La nueva silla ofrecerá a este colectivo la posibilidad de controlar un ordenador y acceder incluso al teletrabajo, con lo que además de independencia, se les facilita la posibilidad de subsistencia", explicó a
Europa Press el coordinador del proyecto, el doctor Antonio Sánchez Ramos, del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.

Asimismo, el doctor Sánchez Ramos aseguró que la silla, a través del ordenador, podría servir para controlar los estimuladores de músculos que se están probando dentro del proyecto europeo "Levántate y Anda", en el caso de que se generalizase el uso de dichos estimuladores para ofrecer movilidad a los parapléjicos.

"Además, permite la adaptación de la telefonía móvil y el control del entorno, con lo que un lesionado puede ser capaz por sí mismo de abrir una puerta, encender y apagar una luz o coger un teléfono que suena cerca", matizó Sánchez Ramos.

El proyecto presentado hoy ha sido financiado por el Inserso y el Ministerio de Trabajo y Asuntos Social, y se ha llevado a cabo por miembros del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, por las empresas tecnológicas Irta, Edicinco, Invacare y la Asociación de Lesionados Medulares ASPAYM.

LA SILLA DE LA CARLOS III

Por otro lado, esta misma semana ha sido presentada otra "silla inteligente" desarrollada por investigadores de la Universidad madrileña Carlos III, y que a través de un movimiento de barbilla, mano, pie o un simple soplo o pestañeo facilita a los parapléjicos en control y contacto del entorno y detectar obstáculos.

Ambos proyectos deben esperar ahora a que alguna casa comercial quiera convertir la investigación en un producto que pueda llegar al colectivo de parapléjicos. "Sería una pena que todo esto se quedara en nada porque las casas comerciales estimaran que no merece la pena fabricarlas, aunque no tienen por qué resultar caras y tendrían demanda", concluyó el doctor Sánchez Ramos.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?