El Gobierno paraliza la actividad de un “depósito para bebés” en el sur de China tras alcanzar su límite

Fecha

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Las autoridades chinas han suspendido la actividad en un “depósito para bebés”, un tipo de establecimiento donde las madres pueden dejar de forma anónima a sus recién nacidos, en la localidad de Guangzhou, en el sur del país, después de que el centro alcanzara el límite de niños abandonados.

“Debido al número cada vez mayor de niños abandonados en el depósito, la capacidad de las instalaciones de recibirlos ha alcanzado su límite”, ha asegurado el director del Instituto de Bienestar Social de la localidad, Xu Jiu.

El establecimiento de este tipo de depósitos, un proyecto piloto que cuenta con sistemas de incubadoras, se ha puesto en marcha para proteger a los recién nacidos no deseados en un país con unas leyes de planificación familiar muy estrictas.

El centro de Guangzhou, que había abierto sus puertas el pasado 28 de enero, ha recibido hasta ahora a 262 bebés, 148 niños y 114 niñas, según el ministro de Asuntos Sociales de la ciudad, Li Liguo. Todos ellos sufren alguna enfermedad o algún tipo de discapacidad, entre ellos 39 casos de síndrome de Down y 32 de enfermedades cardíacas congénitas.

Los centros conocidos como “depósitos de bebés” han aumentado la preocupación en torno a la situación de abandono que sufren muchos recién nacidos en el país y muchos consideran que esta medida fomenta que los padres abandonen a sus hijos. No obstante, Li considera que estos establecimientos “hacen más bien que mal”.

PROGRAMA PILOTO

A este programa de “depósitos para bebés” se han apuntado 25 ciudades.

Las cifras del centro de Guangzhou han superado las de muchas otras ciudades, incluso de otras mucho más grandes. La localidad, ubicada en el núcleo industrial del delta del río de las Perlas, en la provincia de Guangdong, es el hogar de millones de trabajadores que han tenido que inmigrar para trabajar.

Durante los 50 primeros días de funcionamiento, el centro de Tianjín, una de las ciudades más pobladas del país, ha recibido 16 niños no deseados y en Nankín, la segunda mayor ciudad de la región después de Shanghai, 25. El de Guangzhou ha sido el primero en suspender el programa.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?