El Gobierno abarata el despido para las mujeres en profesiones con menor índice de empleo femenino [Habrá bonificaciones para las personas con discapacidad]

Fecha

02/03/2001

Medio

OTR/PRESS / COLPISA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El Gobierno ha aprobado "su" reforma laboral con el objetivo de
garantizar que se prolongue la creación de empleo de los últimos
años. Entre las medidas está el abaratamiento del despido para las
mujeres en las profesiones con menor índice de empleo femenino, al
ampliar el contrato de fomento de empleo (indemnización de 33 días
por año trabajado) a nuevos colectivos. La reforma penaliza los
contratos temporales estableciendo una indemnización de 8 días por
año trabajado, al tiempo que aumenta las bonificaciones a la firma de
indefinidos y flexibiliza el horario y la distribución de jornada en
los indefinidos a tiempo parcial.

"Desgraciadamente en la inmensa mayoría de las profesiones las
mujeres están subrepresentadas". En estos términos se expresó hoy el
ministro de Trabajo, Juan Carlos Aparicio al referirse a los motivos
por los cuales se intenta fomentar la contratación indefinida entre
las mujeres. La distribución laboral en España supone que en la gran
mayoría de las profesiones el índice de empleo femenino es menor que
el masculino, por lo que el abaratamiento del despido será un hecho
para muchas trabajadoras españolas que suscriban nuevos contratos.

El real decreto-ley tiene como puntos básicos el establecimiento
de una indemnización de 8 días por año trabajado para los contratos
temporales y extiende la indemnización de 33 días por año trabajado a
nuevos colectivos como los jóvenes entre 16 y 30 años, las mujeres
desempleadas en profesiones en las que estén subrepresentadas, los
desempleados durante más de 6 meses y los minusválidosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar..

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales explicó en la rueda de
prensa posterior al Consejo de Ministros que el Gobierno ha acometido
esta nueva reforma laboral con el propósito de incentivar la creación
de empleo estable y mejorar su calidad. La norma aprobada pretende
también facilitar y fomentar el acceso de la mujer al mercado
laboral, iniciando un programa de bonificaciones de las cuotas de la
Seguridad Social tras el parto, potenciando la contratación a tiempo
parcial.

Para limitar la contratación temporal se reduce su duración máxima
de los trece meses y medio actuales a doce. Además, se modifica el
Estatuto de los Trabajadores para equiparar los derechos de los
trabajadores contratados temporalmente con los contratados de forma
indefinida.

BAJAR LA TEMPORALIDAD

Aparicio explicó que el objetivo del Ejecutivo es conseguir una
reducción de la contratación temporal para producir una convergencia
con los niveles europeos que actualmente se encuentran en el 13,2 por
ciento de los trabajadores, mientras que en España la tasa de
temporalidad es del 32,7 por ciento.

Según el ministro de Trabajo, para elaborar la reforma, el
Gobierno ha tenido en cuenta los trabajos realizados por los agentes
sociales en los últimos meses. Además, aseguró que a partir de ahora
se abren espacios para que empresarios y sindicatos profundicen en
estos temas.

"Las centrales pueden negociar y el Gobierno será sensible a la
posibilidad de acuerdos que se logren. De hecho sería deseable que
profundizaran en ciertas áreas y que éstas ampliaciones se incluyeran
con motivo de la tramitación parlamentaria de este decreto", afirmó
Aparicio.

El ministro aseguró que aunque el Ejecutivo ha seguido con interés
todo el proceso no se siente responsable del fracaso de las
negociaciones en las que no ha participado. "No buscamos una ovación
con este decreto buscamos que sea útil para el objetivo deseado",
concluyó.

TRABAJO A TIEMPO PARCIAL

Uno de los objetivos que el Gobierno se había fijado en la reforma
era fomentar el trabajo a tiempo parcial. Para conseguirlo se elimina
el límite máximo del 77 por ciento de la jornada laboral para
suscribirlos, permitiendo su adecuación plena a las necesidades
personales de los trabajadores y de las empresas, manteninedo los
niveles de protección social.

También se flexibiliza la distribución horaria de la jornada y se
establece el cómputo de la misma sobre el total de horas trabajadas.
El nuevo marco legal flexibiliza también el contrato fijo
discontinuo, cuya regulación se establecerá en los convenios
colectivos, para adecuarlo a las especificidades de cada sector.

Para incorporar al mundo laboral a aquellos colectivos cuya
inserción laboral ofrece mayores dificultades, se amplian los
beneficiarios del contrato de formación a trabajadores inmigrantes,
durante los dos primeros años de permiso de trabajo; parados de larga
duración con más de tres años en situación de desempleo; parados en
situación de exclusión social; trabajadores de Escuelas-Taller, Casas
de Oficios y Talleres de Empleo.

La nueva norma también avanza en la regulación de la contratación
y subcontratación y establece la obligación para los empleadores de
informar a los trabajadores de las empresas subcontratadas sobre la
empresa principal.

NUEVAS BONIFICACIONES

En materia de bonificaciones, el nuevo marco legal aprobado actúa
sobre mujeres, parados de larga duración, mayores de 45 y 55 años,
discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. o trabajadores con contrato formativo. La principal
novedad es la bonificación en las cuotas de la Seguridad Social para
aquellas mujeres a las que se contrate tras la maternidad. En una
primera fase se establece una bonificación en las cuotas del cien por
cien, durante un año, en la contratación de desempleadas de larga
duración que se realice en los veinticuatro meses siguientes al
alumbramiento.

Para las mujeres entre 16 y 45 años, se establece una bonificación
del 25 por ciento en las cuotas por contingencias comunes a la
Seguridad Social durante un período de veinticuatro meses. En
aquellas ocupaciones en las que haya un menor índice de empleo
femenino, se incrementan las bonificaciones del 60 al 70 por ciento
para desempleadas de larga duración, mientras que para las mujeres
mayores de 45 años se aumenta la bonificación del 55 al 60 por ciento
durante el primer año.

Para los parados con más de seis meses de desempleo se amplía
durante doce meses el período de bonificación con una reducción de
las cuotas del 20 por ciento para los hombres, y del 30 por ciento
para las mujeres. Para contratar a mayores de 55 años, se establecen
bonificaciones del 50 por ciento, en el caso de los hombres, y del 60
por ciento, en el de las mujeres, durante los primeros doce meses del
contrato. Estas bonificaciones serán del 45 y del 55 por ciento,
respectivamente, durante el resto de vigencia del contrato.

Se mantienen las bonificaciones a la contratación de mayores de 45
años. Además, se establecen bonificaciones de entre el 45 y el 60 por
ciento para la contratación indefinida de parados perceptores de
prestaciones a quienes les quede más de un año de prestación o
subsidio y se mantienen las bonificaciones a los perceptores del
subsidio de eventuales agrarios. Se incrementan también en un 5 por
ciento las bonificaciones para los primeros empleados por parte de
trabajadores autónomos, y un 10 por ciento adicional en el caso de
que ese primer empleado sea mujer.

Se mantienen las bonificaciones de las cuotas a la Seguridad
Social entre el 70 y el 90 por ciento en la contratación indefinida
de discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. durante todo el período de vigencia del contrato,
además de una subvención por importe de 650.000 pesetas.

Junto con estas medidas, se amplía también la bonificación en el
caso de la transformación en indefinidos de contratos formativos y de
relevo a contratos indefinidos, y se amplía también esta bonificación
a otros tipos de contrato temporal.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?