El Festival de Mérida rompe barreras con la ópera inclusiva ‘Sansón y Dalila’

Fecha

28/06/2019

Medio

Servimedia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La 65 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida ha comenzado con el estreno de la ópera ‘Sansón y Dalila’, un espectáculo histórico por su carácter inclusivo, ya que, bajo la dirección de Paco Azorín, congregó a más de 400 personas en escena y un centenar de los figurantes son personas con discapacidad intelectual que pertenecen a asociaciones de Plena Inclusión Extremadura.

Se trata de un acontecimiento “histórico y trascendental” para todo el movimiento asociativo de la discapacidad ya que, además de apostar por eliminar las barreras para las personas que acuden como público, ha logrado hacer una ópera inclusiva “desde dentro”, señaló la organización.

Desde el punto de vista cultural, el éxito registrado en el estreno de la ópera ‘Sansón y Dalila’ es “equiparable” al triunfo conseguido en 2018 por la película ‘Campeones’, teniendo en cuenta el carácter más reducido del ámbito de la lírica y el bel canto.

Plena Inclusión reconoció el compromiso adoptado por el director del Festival, Jesús Cimarro y el gerente del certamen, Pedro Blanco, que ya mantuvieron en 2019 contactos con Plena inclusión Extremadura y otras entidades del ámbito de la discapacidad para avanzar hacia la perspectiva inclusiva del evento.

Asimismo, Plena inclusión Extremadura valoró la “sensibilidad” del director de la ópera, Paco Azorín, de su equipo y de todo el elenco del espectáculo, para “afrontar” un proyecto de estas características y felicitó a los figurantes, procedentes de diferentes entidades de toda Extremadura, que, a su juicio, “han asumido con entusiasmo y mucha profesionalidad” este proyecto escénico.

La ópera ‘Sansón y Dalila’ vuelve a la escena del Teatro Romano de Mérida el sábado 29 y el domingo 30 de junio.

La entidad subrayó que la apuesta por la inclusión del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida proseguirá en esta 65 edición, desarrollando las acciones contempladas en el convenio firmado por ambas.

Este acuerdo, el primero de estas características que se ha firmado en España, contempla, entre otras cuestiones, adaptar los programas de mano a lectura fácil, sensibilizar al personal del festival sobre lo que es la discapacidad intelectual y realizar evaluaciones de los entornos y servicios del evento para elaborar un informe de accesibilidad cognitiva que pueda implementarse en las futuras ediciones.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?