El entrenador Juan Carlos Unzué anuncia que tiene ELA

Fecha

18/06/2020

Medio

Todo Disca

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Juan Carlos Unzué ha anunciado que padece esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una devastadora enfermedad que afecta al sistema nervioso centra, haciendo que este se debilite de manera progresiva y mortal.

El ex portero  y entrenador de 53 años ha comunicado que seguirá peleando hasta el final, siendo consciente de la gravedad de una enfermedad para la que todavía no existe cura.

Unzué comenzó su carrera como futbolista en Osasuna en la temporada 86-87. A los cuatro años dio el salto al FC Barcelona, donde estuvo a la sombra de Andoni Zubizarreta, sin embargo, en el Sevilla sí consiguió despuntar su carrera, llegando a un total de 222 partidos en el club de Nervión.

Como segundo y entrenador, Juan Carlos tuvo un papel determinante en el Barça de la MSN, donde junto con Luis Enrique logró el ‘triplete’. Tras la marcha del técnico asturiano, Unzué decidió emprender solo su vuelo y fichó por el Celta, donde regresó como primer entrenador en 2017.

Su última experiencia en los banquillos ha sido en Girona, equipo que lo relevó del cargo en la jornada 12 de La Liga SmartBank. Desde entonces, Unzué no ha vuelto a sentarse en los banquillos, y esta trágica noticia puede haber complicado aún más una posible vuelta a los terrenos de juego.

¿Qué es el ELA?

Esta es una enfermedad neuromuscular debilitante, progresiva y mortal. La ELA afecta a adultos y supone la tercera patología neurodegenerativa en incidencia, tras la demencia y la enfermedad de Parkinson.

En España, según informa la Sociedad Española de Neurología (SEN), son más de 3.000 adultos los afectados y cada año se diagnostican en torno a 900 nuevos casos. Normalmente, la ELA suele afectar a adultos de entre 40 y 70 años. De esta manera, la edad promedio de diagnóstico es de 56 años.

La causa de la Esclerosis Lateral Amiotrófica se desconoce, aunque se estima que el entre el 5% y el 10% tiene un origen hereditario. Desde el inicio de la enfermedad, la mitad de las personas que padecen ELA fallecen en menos de 3 años. El 80% en menos de 5 años, y la mayoría (el 95%) en menos de 10 años.

La ELA es una enfermedad que conlleva una gran carga de discapacidad y dependencia. Conforme progresa la enfermedad, la discapacidad va siendo mayor. Esto conduce a la pérdida progresiva de la autonomía y una mayor necesidad de ayudas de terceras personas para la actividad de la vida cotidiana.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?