El consumo de las personas discapacitadas en Andalucía es ‘dependiente o subordinado’, según un estudio de la UCE

Fecha

24/12/2000

Medio

EUROPA PRESS - Andalucía (25/12/2000)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El consumo de las personas con discapacidad en la comunidad
andaluza puede calificarse como "dependiente o subordinado", según el
estudio "El consumo de las personas con discapacidad física en
Andalucía" realizado por la Unión de Consumidores de Andalucía
(UCE-A) en colaboración con la Confederación de Minusválidos Físicos
(CAMF).

Según datos del estudio, el 82 por ciento de las personas con
discapacidad entrevistadas expresó haber sufrido algún tipo de
discriminación o impedimento a la hora de consumir por razón de su
discapacidad, frente al 17,2 por ciento, que manifestó no haber
sufrido trato discriminatorio.

Del informe se desprende asimismo, que la situación de las mujeres
con discapacidad física es más "precaria" y desigual que la de los
hombres, aunque la responsabilidad y la toma de decisiones sobre el
consumo dentro del hogar recae mayoritariamente sobre ellas.

Para la elaboración de este estudio, se realizaron 650 entrevistas
y trabajo de campo en centros de formación y ocio frecuentados por
personas con discapacidad.

La CAMF y la UCE-A planificaron la realización de este informe
como una de las actuaciones emprendidas a raiz del convenio firmado
por ambas entidades en el mes de abril.

Asimismo, CAMF y UCE-A han organizado unas hjornadas en Cádiz, y
Almería bajo el título "Consumo y accesibilidad", con el fin de
tratar aspectos sobre "El consumo como principio de normalización" y
"El consumo de la población discapacitadaEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Mujer / niña con discapacidad en su lugar. física en Andalucía" y
definir los campos de actuación para asesorar al colectivo a la hora
de consumir.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?