El Cermi propone la equiparación legal de las personas con inteligencia límite a las personas con discapacidad

Fecha

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) propone la equiparación legal de las personas con inteligencia límite a las personas con discapacidad, a efectos de su inclusión laboral y de acceso al empleo.

En concreto, el Cermi pide modificar la regulación sobre la consideración de las personas con discapacidad, con el objetivo de que las personas con inteligencia límite, con independencia del grado concreto de discapacidad que tengan reconocido, puedan disfrutar de las medidas de acción positiva en el orden laboral y de acceso al empleo.

En este sentido, aclara que el término de “inteligencia límite” es un término que se emplea para designar a determinadas personas que tienen ciertas limitaciones en su funcionamiento mental y en el uso de habilidades y destrezas sociales.

También señala en su propuesta que “suele considerarse como personas con capacidad intelectual límite al individuo que presenta un coeficiente intelectual inferior al estimado como medio y que, además, presenta dificutades de adecuación al entorno, que le ocasionan restricciones, que, a su vez, dificultan su plena participación en la vida comunitaria”.

Por ello, la plataforma de la discapacidad recuerda que la norma de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de discapacidad establece las características o rasgos en materia de psicomotrocidad-lenguaje; de habilidades de autonomía personal y social; del proceso educativo, ocupacional, laboral y de la conducta de las personas con capacidad intelectual límite.

Así, destaca que “estas personas no entran dentro de la consideración jurídica de persona con discapacidad, al no ser frecuente un grado del 33% en la valoración y evaluación de la discapacidad que realizan los órganos competentes” y, sin embargo, según el Cermi, “se trata de personas con problemas de inclusión social y de acceso a derechos, bienes y servicios, sobre todo, en los aspectos laborales, que deben ser tenidos en cuenta”.

Por lo que, el Cermi propone que “las personas con capacidad intelectual límite, siempre que tengan reconocida oficialmente esta situación por el organismo con competencias en la materia, gocen de las medidas de acción positiva y del derecho a la obtención de todo tipo de beneficios, ayudas, bonificaciones o exenciones establecidos con carácter general para las personas con discapacidad en lo referido al acceso, mantenimiento y progresión en el empleo, público y privado, aunque no alcancen un grado de discapacidad del 33%”.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?