El Cermi pide a la UE “mucha mas ambición” en la directiva de accesibilidad universal

Fecha

29/11/2018

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) ha reclamado a la Unión Europea “mucha más ambición en el objetivo de la accesibilidad universal”, para lo que aboga por introducir “mejoras de calado” en la propuesta de directiva sobre esta materia presentada por la Comisión.

En un documento de aportaciones a la consulta abierta por la Comisión sobre esta propuesta de directiva, el Cermi plantea todas las cuestiones que a juicio del sector social español de la discapacidad debe contener la futura normativa europea sobre accesibilidad universal, de la que, dice, “la posición de la Comisión está aún muy lejos”.

El comité considera “positivo” que la propuesta revista la forma jurídica de directiva, porque “favorecerá una armonización a escala de la UE acorde con el enfoque inclusivo que marca la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad”.

Considera que ayudará a que en España se apruebe el reglamento de accesibilidad a bienes y servicios accesibles a disposición del público, hasta la fecha pendiente.

No obstante, añade, la propuesta de la Comisión es “tímida y poco exigente en aspectos esenciales”, por lo que debe mejorarse “notablemente”, en la línea de lo apuntado por el comité en sus aportaciones.

En su documento, el Cermi señala que la norma debe utilizar una terminología acorde con el enfoque inclusivo, eliminando la expresión “personas con limitaciones funcionales” que la propuesta emplea.

También es preciso, a juicio del comité, ampliar el ámbito de la propuesta, incluyendo un rango mayor de productos y servicios, y referirse, igualmente, a la seguridad de la salud, la protección medioambiental y del consumo.

“Hay que tener presente la accesibilidad universal y el diseño para todas las personas de los entornos, bienes, productos, servicios y procesos -a través de los medios, medidas y dispositivos precisos como la lectura fácil, la comunicación alternativa y aumentativa, el uso de pictogramas, el código de lectoescritura braille, la lengua de signos, los medios de apoyo a la comunicación oral, los productos de apoyo y las tecnologías asistivas, entre otras”, señala.

Debe de igual modo, según el Cermi, garantizarse la participación activa de las personas con discapacidad, incluidas las niñas y los niños, a través de sus organizaciones representativas, en el proceso de aplicación, seguimiento y control, incluido el análisis de la accesibilidad de los productos y servicios, así como la formación sobre los requisitos de accesibilidad.

El Cermi reclama la existencia de mecanismos de vigilancia y cumplimiento efectivos en la propuesta, dirigidos a asegurar que los Estados Miembros apliquen las normas en su legislación nacional con arreglo a lo dispuesto en la Convención de Naciones Unidas.

La directiva, añade la plataforma representativa de la discapacidad en España, debe complementarse con una legislación de no discriminación vinculante.

El Cermi pide un período transitorio más corto, y recuerda la petición del sector social de la discapacidad dirigida a lograr una Unión Europea Libre de Barreras en 2020. Finalmente, afirma que seguirá participando activamente en todo el proceso que lleve a la publicación de esta norma europea.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?