El Banco de Alimentos en Aragón reparte más de 500.000 kilos de productos por los distintos centros benéficos

Fecha

05/08/2000

Medio

EUROPA PRESS - Aragón

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El Banco de Alimentos de Aragón ha repartido, en lo que va de año, 500.000 kilos de alimentos entre los centros benéficos de la comunidad autónoma.

En total son más de 6.700 personas las que aprovechan los productos donados por empresas, grandes superficies y en Mercazaragoza.

De los beneficiados, 5.000 personas se alojan en los sesenta centros benéficos de Zaragoza, 1.500 en quince de Huesca y unas 150 personas en tres centros de Teruel.

"Los centros benéficos por los que se reparten los productos están dedicados a personas con minusvalías, drogadictos, enfermos de SIDA, ancianosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas mayores en su lugar., incluso, a través de parroquias se entregan alimentos para inmigrantes", apuntó el presidente del Banco de Alimentos de Aragón, José Luis Pueyo.

El tipo de alimentos que se distribuyen es muy variado, según indicó Pueyo. "Frutas y verduras, bollería y leche son los productos mayoritarios en los repartos", añadió.

Asimismo, el presidente del Banco de Alimentos de Aragón explicó que las partidas se envían cada 15 días. No obstante, Pueyo añadió que "depende del tipo de productos, ya que algunos de ellos, más perecederos, necesitan ser repartidos en un periodo de tiempo pequeño".

En los cinco años que el Banco de Alimentos lleva funcionando en la comunidad autónoma aragonesa, se han repartido ya más de un millón y medio de kilos de alimentos.

Para el funcionamiento de la fundación, Pueyo indicó que el Banco de Alimentos en Aragón cuenta con el apoyo y subvenciones de entidades e instituciones como Ibercaja, Caja de Ahorros de la Inmaculada (CAI), Diputación General de Aragón (DGA), así como las diputaciones provinciales.

REPARTO DE PRODUCTOS

El Banco de Alimentos de Aragón cuenta con la labor de más de 35 voluntarios que dedican su tiempo libre a colaborar con la fundación en el reparto de los alimentos.

Para la recogida de los productos en los distintas empresas y las grandes superficies la fundación alquila camiones de empresas de transporte como Carreras, Spain-tir y La Puente y trasladan los alimentos a la nave de la fundación.

Allí, los voluntarios se encargan de seleccionar los productos y clasificarlos para el reparto de cada uno de los centros benéficos a los que están destinados. Una vez clasificados son los propios centros los que recogen los alimentos con su propio transporte.

"Una de las necesidades que tenemos en el Banco de Alimentos es contar con una nave con mayor superficie que la que tenemos, ya que se nos está quedando muy pequeña", añadió Pueyo, quien recordó que la sede se encuentra en el zaragozano Paseo de la Ribera.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?