El 94 por 100 de los sordos piensa que la subtitulación es buena para enterder la televisión

Fecha

25/07/2000

Medio

EFE - Madrid

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El 61 por 100 de los sordos cree que la subtitulación es un método muy adecuado para entender la televisión y el 33 por 100 cree que es adecuado, mientras que el 4 por 100 lo considera nada adecuado.
Este es un de los datos incluidos en el informe "Subtitulación en el sistema televisivo español", hecho por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, a petición de las diferentes cadenas de televisión, que hoy se hizo público en el curso de verano de la Universidad Complutense "La televisión en España ante el nuevo siglo" por parte del director Audiovisual de la citada comisión, José Beaumont.
La encuesta, realizada entre la comunidad sorda sobre el acceso a la televisión, señala que el 80 por 100 de los consultados usa la lengua de signos y señala que un 35 por 100 de ellos demandan la transcripción literal de textos, mientras que un 55 por 100 quiere que sea con menos palabras y el 35 por 100 con todas las palabras.
El informe señala que, aunque no hay legislación específica, las cadenas van introduciendo progresivamente la subtitulación en sus programas, y lo único existente es una resolución del Parlamento europeo del 13 de diciembre de 1996 sobre derechos de personas discapacitadasEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar..
La subtitulación en las cadenas se inauguró en TV3 (Televisió de Catalunya) en septiembre de 1990 y posteriormente se ha desarrollado poco a poco a través del teletexto. En 1999 el total de horas subtituladas alcanzó el 4 por 100 de las horas emitidas por las diferentes cadenas.
Así, Telecinco comenzó con la subtitulación para sordos a finales de 1997, TVE en 1991 y Antena 3 TV este mismo año, al igual que ETB, Telemadrid, Canal 9 y TVGa. Canal + subtitula desde hace años, aunque no específicamente para sordos, pero sirve a este fin, según el citado informe.
Los costes de la subtitulación varían según el tipo de programa y según el número de horas. Estimaciones actuales señalan que cuesta entre las 800 y 1.100 pesetas por minuto y para subtitular una hora de un programa pregrabado se emplean entre 15 y 21 horas de tiempo de trabajo, aunque los costes pueden ser parcialmente amortizados, por ejemplo, en la enseñanza de idiomas para extranjeros.
El informe de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones concluye que es necesario adoptar un marco jurídico claro que imponga medidas para garantizar la accesibilidad a los subtítulos; crear un organismo independiente que coordine los temas de subtitulación y el compromiso de una tabla o programa de mínimos de subtitulación.
Como medidas particulares, el informe recomienda una mejora de los sistemas de información a los usuarios por parte de las televisiones, la realización de estudios sobre repercusiones y utilidad de la subtitulación, y adopción de teletexto en todas las televisiones.
También recomienda vídeos que graben subtítulos de teletexto, accesibilidad a comunidades autónomas con lengua propia, inclusión de sordos en las muestras de control de audiencia y lengua de signos en los informativos, programas infantiles y especiales con el lenguaje de los sordos.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?