El 63% de los docentes españoles considera una prioridad apoyar a los estudiantes con necesidades educativas especiales

Fecha

19/06/2019

Medio

Servimedia

Facebook
Twitter
LinkedIn

Casi dos de cada tres profesores españoles (el 63%) cree que es una prioridad apoyar a los estudiantes con necesidades educativas especiales, algo que piden antes, incluso, de que se les suba el salario, demanda ésta que haría menos de la mitad del profesorado.

Esta es una de las conclusiones publicadas este miércoles en el Informe Talis 2018 de la OCDE. El documento muestra también que, en promedio en España, el 19% de los docentes trabajan en aulas con al menos un 10% de los alumnos con necesidades educativas especiales (es decir, aquellos diagnosticados con una necesidad especial de aprendizaje porque tienen una discapacidad mental, física o emocional). Es un promedio inferior que en los países y economías de la OCDE que participan en Talis, donde la media es del 27%.

Otros datos apuntan al camino que aún le queda por recorrer al sistema educativo español para llegar a los niveles de los países analizados en el estudio. Así, el 35% de los docentes españoles ha recibido formación para enseñar en clases con este tipo de alumnos como parte de su educación formal inicial (cuando el promedio OCDE es de 62%), mientras que el 28% de los docentes se sintió preparado para enseñar en dichos entornos al terminar sus estudios (en la OCDE es de 44%).

Aunque el 37% de los docentes españoles participaron en una formación continua que incluía la “la enseñanza para estudiantes con necesidades educativas especiales” durante el último año (promedio OCDE del 43%), la capacitación en “la enseñanza para estudiantes con necesidades educativas especiales” es el área de formación continua que un mayor porcentaje de docentes dicen necesitar más (28% en España, comparado con el 22% en el promedio Talis).

NECESITAN FORMACION

La proporción de docentes jóvenes (con menos de 30 años) que manifiestan un alto nivel de necesidad de formación en este tema es significativamente mayor que la proporción de docentes de mayor edad (con más de 50 años) en la mayoría de los países y economías que participan en Talis.

España muestra una de las mayores diferencias a favor de los docentes más jóvenes (con menos de 30 años) (20 puntos porcentuales). De hecho, el informe concluye que “en los últimos cinco años, tanto la participación como la necesidad de formación para enseñar a estudiantes con necesidades educativas especiales han aumentado en España”.

A ello hay que añadir que el 25% de los directores afirman que la calidad de la enseñanza en su centro educativo se ve mermada por la falta de personal competente para enseñar a estudiantes con necesidades educativas especiales (32% en el promedio OCDE).

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?