Diez personas con discapacidad severa trabajarán en empresas de la Generalitat [de Cataluña]

Fecha

08/03/2000

Medio

EUROPA PRESS - Cataluña

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Diez personas con discapacidad severa seleccionadas por la Fundación Catalana de Síndrome de Down trabajarán en empresas de la Generalitat, gracias a un convenio de colaboración que firmaron hoy el conseller de Gobernación y Relaciones Institucionales, Josep Antoni Duran i Lleida, y la presidenta de la Fundación, Montserrat Trueta. Los beneficiarios del convenio serán disminuidos psíquicos con una "capacidad productiva mínima", según explicó un responsable de la Fundación, Mario Peralta. "Pero hemos constatado que la integración en un entorno laboral en condiciones normalizadas puede mejorar su proceso madurativo", añadió Peralta. Esta es la filosofía del convenio, que se renovará anualmente. Duran destacó la voluntad de que la colaboración tenga un "carácter progresivo", y que en un futuro se pueda ampliar el número de personas que se integren en puestos de trabajo de la Generalitat.
Los beneficiarios del proyecto no tendrán una vinculación laboral con la Administración, sino que dependerán de la Fundación, que designará entre el personal de la empresa que acoja al disminuido un tutor que realice un seguimiento de sus tareas. Los trabajadores discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar., que provendrán de talleres ocupacionales, pasarán en la empresa cinco horas diarias y percibirán mensualmente 30.000 pesetas que serán subvencionadas por la Generalitat. "Es importante que la integración sea en condiciones normales", explicó Trueta. "En un taller, la presencia de monitores y terapeutas les recuerda constantemente su condición de disminuidos, mientras que ahora tendrán que convivir con compañeros y jefes".

Según los responsables de la Fundación, los disminuidos psíquicos beneficiarios de este proyecto son personas con una capacidad productiva muy limitada, pero pueden desempeñar tareas como el reparto del correo o ayudar en una cafetería, según su tipo de discapacidad.

Duran aseguró que se trata de una experiencia pionera en la Administración pública en España, que se enmarca en la voluntad de la Generalitat de "dar respuesta a las necesidades de los colectivos que requieren atenciones especiales". En este sentido, el conseller mencionó un acuerdo anterior con la Fundación, firmado en 1997, fecha desde la cual 34 disminuidos psíquicos moderados o border-lines han firmado un contrato laboral con empresas privadas.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?