Descubren que la vitamina E retrasa el deterioro funcional en los pacientes con Alzheimer leve o moderado

Fecha

03/01/2014

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

Una dosis diaria de 2.000 UI de vitamina E en enfermos de alzhéimer entre leve y moderado, en comparación con el placebo, resulta eficaz para frenar el declive funcional y reducir el tiempo que emplea el cuidador en la asistencia a estos pacientes, según concluye un estudio que se publicó recientemente en la revista JAMA.

El tocoferol alfa, una vitamina soluble en grasa (E) y antioxidante, se ha estudiado en pacientes con enfermedad de Alzheimer (AD, en sus siglas en inglés) moderadamente grave y en los enfermos con deterioro cognitivo leve (MCI, en sus siglas en inglés), pero no se ha analizado en personas con AD de leve a moderada. En los pacientes con enfermedad de Alzheimer moderadamente grave, la vitamina E ha demostrado ser eficaz para retrasar la progresión clínica. El fármaco memantina ha demostrado ser eficaz en pacientes con AD y demencia moderadamente grave, según la información de respaldo del artículo.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?