Dependencia: Recorte histórico de 135 millones en la Comunidad de Madrid

Fecha

17/03/2021

Medio

Todo Disca

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La pandemia del Covid-19 ha afectado a todos los sectores. En el caso de la dependencia, su impacto ha sido muy duro en España, tal y como ha asegurado el Gobierno que lidera Pedro Sánchez y el Observatorio Estatal para la Dependencia. El daño que ha sufrido la dependencia personal se refleja en las cifras, tanto en fallecidos como en las listas de espera, como es el caso de la Comunidad de Madrid, al frente de Isabel Diaz Ayuso.

Y es que el sistema de dependencia en la comunidad madrileña recudió su inversión en 2020 en 135 millones de euros. Esto es un 10% del total del presupuesto destinado, como dice el XXI Dictamen del Observatorio Estatal para la Dependencia. Además, señala que en Madrid fallecieron 4.782 personas entre marzo y diciembre de 2020 en lista de espera sin ser atendidos. Un dato demoledor.

Pero la cosa no queda ahí, y es que el sistema de dependencia de la comunidad contó el año pasado con 10.742 muertes. Esta cifra refleja el paso atrás de la Comunidad de Madrid en materia de dependencia, ya que supone un 7% menos de personas atendidas; mientras que el conjunto nacional aumentó un 0,8%, según recoge el informe del Observatorio Estatal para la Dependencia.

Un «importante revés» a la dependencia

El sistema de dependencia de la Comunidad de Madrid tuvo «un importante revés de las valoraciones de personas dependientes (-4,73%), de las personas con derecho (-5,81%), casi triplicando los valores de la media nacional». En este sentido, todas las prestaciones alcanzaron tasas de reposición negativas. Por ejemplo: las atenciones de componente residencial se redujeron en más de 9.000 plazas (-15%); mientras que la Ayuda a Domicilio cayó en un 24%.

La comunidad ha perdido el 18% de empleo en el sector con 6.693 puestos destruidos. Todo ello como consecuencia de la drástica reducción de las prestaciones de contenido residencia, con una caída del 15%, y de los servicios de proximidad, con una bajada del 24%. Y es que estas dos vertientes generaban muchos puestos de empleo.

Además, Madrid ha sido la comunidad que más a reducido sus servicios en España, con un bajada del 13%. El resto de CCAA tienen una media caída del 0,9%, nada comparable con los datos madrileños. En los últimos nueve años la inversión ha sufrido «un quebranto acumulado para el sistema en Madrid de 447 millones de euros, y con ese dinero podrían haberse atendido a 64.317 personas dependientes y haberse generado 15.651 puestos de trabajo».

Si atentemos al copago, las personan en dependencia en Madrid aportan el 19,6% de la financiación, mientras que en España se sitúa en el 16,8%. Con respecto a la media de gasto por dependiente en Madrid, se fija en 5.861,2 euros anuales. Este es el tercer año que baja de manera consecutiva, situándose un 10% por debajo de la media nacional.

Datos que sitúan en una mala posición a Madrid

Siguiendo con los datos aportados por el XXI Dictamen del Observatorio Estatal para la Dependencia, el número de personas atendidas por cada 1.000 habitantes es de 20,29, cuatro puntos por debajo de la media nacional (24,28). Además, el número de personas desatendidas con derecho reconocido es de 175,9 en Madrid, un retroceso que lo sitúa en valores del año 2011.

En cuanto a la lista de espera para la dependencia, Madrid cuenta con 28.494. El informe deja un dato muy interesante y es que casi 7 de cada 10 personas desatendidas y que esperan en lista, viven en Cataluña (73.386), Andalucía (56.534) y Madrid.

Por todo ello, Madrid suspende en dependencia con un 3,2. Así lo valora la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, de la que depende el Observatorio. La medía nacional se sitúa en 4, con solo ocho comunidades entre las aprobadas. Para calcular esta nota se tiene en cuenta varios indicadores, como el gasto, calidad de servicios, lista de espera, tiempos de respuesta o empleo generados.

El informe recoge que 248.751 personas en dependencia fallecieron en 2020, con un exceso de mortalidad de 52.835 personas, siendo abril el mes más crítico en muertes, seguido de marzo.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?