Cumbre iberoamericana. 200 millones de niños aguardan por una respuesta a sus problemas

Fecha

18/11/2000

Medio

EFE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Los 200 millones de niños iberoamericanos son los protagonistas de los documentos, que firman hoy los Jefes de Estado y de gobierno de América Latina, España y Portugal en el quetambién tienen cabida el terrorismo, las islas Malvinas y el Canal de Panamá.

Al término de la X Cumbre Iberoamericana, los gobernantes
suscribirán un compromiso en favor de los niños, con el que
pretenden dejar atrás las aterradoras estadísticas, que reflejan que
todavía falta mucho para conseguir un futuro mejor para los menores.
La Declaración de Panamá también incluye seis anexos que recogen
la condena al terrorismo, el apoyo a la reivindicación argentina de
las islas Malvinas y el reconocimiento de la comunidad
iberoamericana a cómo están administrando las autoridades panameñas
el Canal de Panamá.

También adjunta una declaración de apoyo a los actos que se
organizarán próximamente en La Habana para rendir tributo a José
Martí, el artífice de la independencia de la isla, y un documento en
el que se insta a la Secretaría de Cooperación Iberoamericana a que
convoque un foro de reflexión sobre la propiedad intelectual, en el
nuevo entorno digital.

Por último, los gobernantes toman nota de la oferta de España
para organizar el Primer Foro de Ministros de Medio Ambiente
iberoamericanos, durante el primer semestre del año 2001.
El borrador de propuesta sobre terrorismo aceptada por los
ministros de Relaciones Exteriores de los países iberoamericanos,
excepto Cuba, rechaza las "acciones del grupo terrorista ETA"
cometidas en España, país al que se expresa apoyo y solidaridad del
resto de naciones.

Los 19 Jefes de Estado y de Gobierno que participan en la cumbre,
con la sola ausencia de los presidentes de Perú, Alberto Fujimori, y
de Nicaragua, Arnoldo Alemán, volverán a debatir hoy esta
resolución.

En relación con las Malvinas, se reafirma la necesidad de que los
gobiernos argentino y británico reanuden cuanto antes las
negociaciones tendentes a encontrar una "pronta solución" a la
disputa de soberanía.

Con respecto al Canal de Panamá, se constata con beneplácito su
"eficiente funcionamiento" bajo administración panameña, la
consolidación plena como estado soberano y el fortalecimiento de su
identidad nacional y su vocación democrática.

Pero además de las cuestiones políticas, los mandatarios se fijan
la meta de conseguir que en el 2015 todos los niños de Iberoamérica
tengan acceso a una educación gratuita y obligatoria, así como
disminuir en un 50 por ciento la mortalidad materna en la región
para el año 2010.

También se comprometen a desarrollar políticas que favorezcan el
acceso de los niños a una vivienda digna, que pongan freno a la
xenofobia y a la discriminación, así como medidas en favor de los
niños discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar., los huérfanos, los abandonados y los que
trabajan o viven en la calle.

Los gobernantes se proponen adoptar medidas severas que castiguen
a quienes participan o colaboran en la comisión de delitos de
tráfico, secuestro, venta de órganos y explotación sexual de niños.
Han quedado igualmente reflejadas en el documento las propuestas
de Costa Rica para asegurar el ejercicio del derecho de los niños a
su registro al nacer y la de impulsar los programas de beca-escuela,
que ya funcionan en México y Brasil y cuya filosofía es pagar un
salario mensual a las familias a cambio de que sus hijos acudan a la
escuela.

El documento final de la cumbre de Panamá también contiene un
pronunciamiento de los 21 países de la comunidad iberoamericana en
defensa de los principios democráticos, el desarrollo sostenible y
el comercio internacional libre y justo.

Pero los gobernantes reconocen que la pobreza, en la que viven
casi 100 millones de niños en Iberoamérica es el gran escollo que
impide garantizar los derechos de los más pequeños, y los condena a
la marginalidad y la exclusión.

Para aliviar la delicada situación económica de algunos de los
países de la región, proponen que las instituciones financieras
internacionales mejoren las facilidades crediticias, que contribuyan
a que los países en dificultades recuperen con prontitud la
solvencia y el acceso a los mercados financieros internacionales.
Todos los problemas que afectan a la infancia han quedado así
plasmados en una declaración, con la que los gobernantes pretenden
dar respuesta a esos millones de niños, que anhelan realizar sus
sueños en un mundo más justo.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?