Cullera (Valencia) cuenta desde hoy [1/8/2000] con la primera playa accesible para discapacitados de España

Fecha

01/08/2000

Medio

EUROPA PRESS - Comunidad Valenciana

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La playa de San Antonio de Cullera (Valencia) es desde hoy la primera playa accesible de toda España para personas con movilidad reducida, gracias al acondicionamiento de su acceso a la arena mediante una rampa, así como a la instalación de una caseta con vestuario, servicios y ducha adaptada. También cuenta con una zona de aparcamiento, de descanso con sombrillas y, además, dos sillas anfibias para acceder al mar, siempre con la ayuda del personal especializado de servicios sociales que acompañará a los bañistas en todo momento.

Sin embargo, la intención de la Generalitat Valenciana es que esta experinecia piloto se implante en el resto de playas de la Comunuidad, según afirmó el conseller de Bienestar Social, Rafael Blasco, quien afirmó durante la inauguración de la playa accesible que "en cuatro años está previsto adaptar un total de 80 playas valencianas con un presupuesto de cerca de 560 millones de pesetas".

Esta iniciativa se enmarca en el Plan de Playas Accesibles que promueve la Generalitat Valenciana a través de la Conselleria de Bienestar Social, -con un programa que tiene presupuesto de 9,4 millones de pesetas para el caso de Cullera-, y que también cuenta con la colaboración de la Agència Valenciana del Turisme y la Fundación Bancaixa.

Al respecto, Blasco señaló que "de esta forma se avanza por el camino de la plena integración de todas las personas en todos los ámbitos de la vida, incluido el del turismo" y añadió que el turismo accesible es un reto en esta década, en alusión tanto a las playas como los montes de la Comunidad Valenciana, como lugares accesibles para todos aquellos cuya movilidad no es plena, como los niños, las personas mayores y las que presentan alguna discapacidad.

Blasco sostuvo que el programa de "Playas Accesibles" representa una excelente fórmula de colaboración entre la Generalitat Valenciana y los ayuntamientos interesados, potenciando la implicación local de base.

Por su parte, el director general de Integración Social del Discapacitado, Francisco Javier Reverte, destacó el "efecto sinérgico" de esta iniciativa, "que se extenderá no sólo en la Comunidad Valenciana sino que en todo el litoral español las personas con discapacidad podrán elegir la playa donde bañarse". En este sentido, añadió que "al coordinar distintas políticas que venían desarrollándose de forma individual se puede conseguir un proyecto integral que pueda llegar a más personas".

Por su parte, el subsecretario de Turismo, Roc Gregori, valoró la iniciativa del Gobierno Valenciano para una comunidad que tiene más de 200 playas y 480 kilómetros de costa, y con esta medida "se da un paso más en la integración de los discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. haciendo accesibles estas playas", dijo.

Gregori indicó que "los ayuntamientos podrán dotarse de las instalaciones y servicios una vez se adhieran al programa "Playas Accesibles" y agregó que la participación de la Agencia Valenciana del Turisme radica en "aplicar las dotaciones y unificar el programa de la conselleria de Bienestar Social".

MAS ADAPTACION

Los bañistas con movilidad reducida que hoy acudieron a esta playa manifestaron su "satisfacción" por esta iniciativa, como Moisés Calpe, que se desplazó hasta Cullera para bañarse por primera vez y aseguró que "ya era hora que se hiciera una playa accesible, porque por suerte o por desgracia cada vez hay más gente que va en silla de ruedas".

Además, algunos de los discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. coincidieron en destacar que "hace falta que se conciencie la gente para que cada vez haya más cosas adaptadas" y "lo más importante para llevar a cabo este tipo de proyectos es el cambio de mentalidad en la sociedad, que se conciencien de que es necesario una normalización de la vida para todos".

Esta actuación se enmarca en el ámbito del desarrollo de la Ley de Accesibilidad de 1998. En materia de eliminación física de barreras, la Conselleria de Bienestar Social concede ayudas individuales y a asociaciones privadas y ayuntamientos. Este año hay presupuestados 110 millones de pesetas disponibles a través de una orden de ayudas.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?