Cuando la música no se escucha con el oído

Fecha

29/11/2018

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

Los integrantes de la Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Castilla y León asistieron ayer al ensayo de la OSCyL para el concierto de abono número 4 de la actual temporada, en el que actúa en calidad de solista la percusionista escocesa Evelyn Glennie, que desde temprana edad sufre discapacidad auditiva.

El concierto se repetirá hoy en la Sala Sinfónica del Centro Cultural Miguel Delibes, a las 20.00 horas, bajo la dirección de Yan Pascal Tortelier.

Era la primera vez para los 14 miembros de la Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Castilla y León que asistían a un ensayo de la Orquesta Sinfónica de la Comunidad. Sentados detrás de los músicos, y durante hora y media, pudieron sentir las vibraciones de la música que interpretaban los músicos del grupo sinfónico y la percusionista Evelyn Glennie, quien después mantuvo un encuentro distendido con ellos en uno de los camerinos del CCMD, con la ayuda de una traductora de lengua de signos.

Emocionante y gratificante. Así describieron lo vivido tanto en el ensayo como en la charla posterior con la solista, que interpretó, junto a la OSCyL y bajo la dirección del maestro francés Yan Pascal Tortelier, el concierto que James MacMillan compuso, precisamente, para la solista escocesa, ‘Veni, Veni, Emmanuel’. La ‘Sinfonía nº5, de Prokofiev, ocupará la segunda parte de los conciertos correspondientes a este cuarto abono de la actual temporada de a OSCyL.

Evelyn Glennie (Aberdeen, 1965) comenzó a padecer deficiencias auditivas a temprana edad. Con 12 años se interesó por la percusión y desde entonces ha desarrollado una carrera como percusionista solista de éxito internacional. Es sin duda una de las solistas más eclécticas e innova­doras de la escena artística, y está en constante renovación. Combina una excelente técnica y musicalidad con una profunda apreciación de los elementos escénicos, con el objetivo de convertir cada actuación en una experiencia irrepetible. La artista británica ha colaborado también con estrellas del pop como Björk y Mark Knoplfer, además de sus numerosos estrenos de música de cámara y sinfónica.

Glennie animó ante los miembros de la Federación de Asociaciones Sordas de la Comunidad a que los jóvenes con discapacidad auditiva estudien música, porque de la música surge el resto de las artes escénicas, ha subrayado. «Nuestro cuerpo es nuestra mejor oreja», añadió, informa Ical.

Evelyn Glennie interpreta descalza 25 instrumentos de percusión frente al director Tortelier y junto a los músicos de la OSCyL. De esa manera siente las vibraciones del sonido, una experiencia que asombró a los miembros de la Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Castilla y León. Tres de ellos se sentaron en la denominada Fyla OSCyL, que permite asistir al concierto sentados entre los propios músicos de la agrupación musical.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?