Centros para discapacitados de Álava aplicarán un protocolo para precenir y actuar contra la violencia de género

Fecha

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El Instituto Foral de Bienestar Social (IFBS), organismo autónomo dependiente del Departamento de Servicios Sociales de la Diputación Foral de Álava, va a implantar "de forma inminente" un protocolo específico para prevenir, detectar y actuar ante posibles casos de violencia de género en todos sus centros para personas con discapacidad.

La diputada foral de Servicios Sociales, Marian Olabarrieta, ha presentado este lunes el protocolo, acompañada por la subdirectora técnica del Área de Personas con Discapacidad, Blanca Arrázola, y con las psicóloga del área Belén Santamaría.

Según ha explicado Olabarrieta, el colectivo de mujeres con discapacidad es "especialmente vulnerable" ante este tipo de violencia, según señalan todos los estudios, por lo que este protocolo se aplicará en todos los centros del Area de Discapacidad del IFBS, en concreto, en los centros ocupacionales, los centros de día y los recursos residenciales, tanto de gestión directa como indirecta.

Durante la presentación, la diputada foral ha hecho hincapié en que se trata de un protocolo que recoge el enfoque, las herramientas y las pautas de actuación con los que contarán los profesionales, y que les ayudarán a identificar mejor posibles casos de violencia de género y a tomar las medidas necesarias para atender a las víctimas a nivel psicológico, médico, socio familiar, económico y jurídico.

"Con esta herramienta, los profesionales podrán actuar de una manera más eficaz y eficiente en la prevención, la detección precoz y la intervención ante posibles casos de violencia de género en el colectivo de mujeres con discapacidad", ha indicado.

Olabarrieta ha recordado que la "invisibilidad" de los casos de violencia de género en el conjunto de la población femenina "se agudiza" en el colectivo de mujeres con discapacidad intelectual, física o sensorial.

Como ejemplo, ha citado la Macro encuesta de Violencia contra la Mujer de 2015 realizada en el conjunto del Estado, que apunta a que la prevalencia de la violencia de género es invariablemente superior en las mujeres con discapacidad.

"Son datos preocupantes, que como mínimo nos deben poner alerta, y nos obligan a tomar las medidas necesarias para tratar de prevenir, detectar y actuar ante posibles casos de violencia contra las mujeres con discapacidad", ha añadido.

En este sentido, la diputada foral ha recordado que IV Plan Foral para la Igualdad de Mujeres y Hombres en Álava 2016-2020 establece como uno de sus objetivos la definición de un protocolo de actuación de los servicios sociales forales en materia de violencia de género.

Asimismo, ha destacado la importancia de los Servicios Sociales, y en concreto de los recursos forales, en la lucha contra la violencia de género, ya que "son los trabajadores del IFBS los conocedores directos de las necesidades y problemas de sus colectivos de atención, y son lo que más cercanos están y más influencia tienen en la realidad de estas personas".

"Es este mismo equipo humano el que tiene la capacidad de aportar ese conocimiento de campo a las estrategias para luchar contra estas situaciones", ha explicado la responsable foral.

Por último, ha destacado que "una de las prioridades de la Diputación Foral de Álava es trabajar por aumentar la calidad de vida de las personas con discapacidad". "No se debe minimizar la incidencia de la violencia de género en este colectivo; por el contrario, hay que visibilizarla y sensibilizar a la sociedad de su existencia", ha insistido.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?