[Cataluña] El Parlament acepta tramitar una ILP que pide el pago puntual de las ayudas de dependencia

Fecha

05/02/2015

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

El Parlament ha aceptado este jueves empezar a tramitar una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que reclama que no haya retrasos en el pago de las prestaciones de alta dependencia.

Todos los grupos lo han avalado salvo CiU, que se ha quedado sola votando a favor de su enmienda de retorno, decisión que la federación ha tomado porque “no quiere engañar a nadie”, según la diputada Maria Sanserrich.

“Se deben priorizar las prestaciones sociales, sí”, pero no puede ser que un colectivo tenga un privilegio que otros no tienen, según ella, y ha recordado que el Govern, pese a sus dificultades financieras, afronta el pago de todas las ayudas sociales de su competencia, entre las que ha citado la Renta Mínima de Inserción (RMI), las becas comedor, la Ley de dependencia y las destinadas a víctimas de violencia de género.

En nombre de los promotores de la ILP, el presidente de la Asociación Catalana de Directores de Centros y Servicios de Atención a la Dependencia Gerontológica (Ascad), Andrés Rueda, ha destacado que muchas veces es gracias a la buena voluntad se garantiza la correcta a las personas dependientes y ha hecho un llamamiento a los poderes públicos a actuar “con comprensión, institucionalidad y comprometerse institucionalmente con las personas que lo necesitan”.

CRITICAS DE LA OPOSICION

El diputado de ERC Pere Bosch ha rechazado apoyar a CiU porque su grupo es partidario de que esta demanda se tenga en cuenta por el Parlament: “Intentaremos ayudar al Govern en todo lo que sea pero nunca le ayudaremos a evitar un debate que es necesario”.

El diputado del PP Rafael López ha ironizado: “¿Hay dinero para 50 ’embajadas’ –en alusión a las delegaciones del extranjero que prevé el Govern– y no lo hay para la RMI?”, y ha añadido que el Ejecutivo catalán ignora la realidad de los catalanes.

Eva Granados (PSC) ha recordado que ella misma ha presentado varias iniciativas de reforma de las prestaciones sociales y que no han prosperado, por lo que está satisfecha por la admisión a trámite de esta iniciativa, y ha lamentado que el Govern haya incumplido un objetivo que se marcó al inicio de la anterior legislatura: que no hubiera listas de espera para grandes dependientes.

José María Espejo (C’s) ha apuntado que “en un país normal”, si no hay liquidez para las prestaciones de grandes dependientes, el Govern pide créditos, como hace en otras partidas, y ha pedido que no haya retrasos para las ayudas a los colectivos más vulnerables.

Isabel Vallet (CUP) ve imprescindible que al abordar la dependencia se planteen otros problemas, como la situación de pobreza de muchos de sus beneficiarios, las dificultades de conciliación de los cuidadores y el papel de las mujeres, “las eternas olvidadas de todos los debates”.

La exconsellera Marina Geli ha hecho su primera intervención en el pleno como diputada no adscrita y ha abogado por un nuevo sistema que “supere la dispersión de ayudas actuales y crear un modelo catalán de atención social”.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?