Camps [Gerardo, secretario de Estado de la Seguridad Social]: el envejecimiento de la población creará un problema social y familiar

Fecha

05/10/2000

Medio

EUROPA PRESS - Castilla y León

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Gerardo Camps, dijo hoy que la incapacidad de ancianosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas mayores en su lugar. y discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. para valerse por sí mismos provocará en el futuro que la dependencia sea "un problema social, familiar y demográfico hasta ahora inédito".

Camps explicó que esto ocurrirá debido al progresivo envejecimiento de la población y a la reciente incorporación de las mujeres al mercado laboral.

Durante su participación en las jornadas "Seguro de dependencia 2000", organizadas por el Grupo Recoletos, el secretario de Estado afirmó que los españoles viven más "y con mejores medios" facilitados por la Seguridad Social, aunque en los próximos años será necesario complementarlo con seguros de dependencia.

Por vía institucional, dijo Camps, la obligación de la Seguridad Social es dar a las familias todos los medios y mejores instrumentos como centros geriátricos o sanitarios.

Los servicios de atención a ancianosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas mayores en su lugar. y discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. mueven actualmente en España alrededor de 1,2 billones de pesetas, de los cuales 300.000 millones están cubiertos por el sistema sanitario público.

Las personas que suscriban el futuro seguro de dependencia tendrán derecho, en el momento de necesitarlo, a asistencia domiciliaria, a estancia en un centro de día o al ingreso en una residencia especializada, servicios que ya presta la administración, pero sólo a una pequeña parte de los demandantes.

A finales de 1999, los españoles tenían invertidos en productos de previsión social complementaria -planes de pensiones, seguros y mutualidades- 19,2 billones de pesetas.

En seguros de vida había depositados 10,2 billones de pesetas -con un incremento del 53,1 por ciento respecto al ejercicio anterior- repartidos en 6,25 billones en seguros de vida individuales y 3,95 billones en seguros colectivos. En planes de pensiones, el patrimonio invertido aumentó el 28,12 por ciento en relación a 1998, y se situó en 5,4 billones, de los que 2,2 correspondieron a planes de empleo y 3,2 billones a los planes individuales.

Las mutualidades de previsión social administraban 1,5 billones de pesetas del ahorro finalista, un 7,8 por ciento más que en el ejercicio anterior, mientras que las empresas contaban con unas provisiones para contingencias de jubilación de 2,1 billones de pesetas.

Quizás te interese:

Premio Buenas Prácticas 2021

Desde la Asociación Lectura Fácil convocamos una nueva edición del Premio Buenas Prácticas de Lectura Fácil (Bases de los Premios). Queremos premiar iniciativas de diferentes

Seguir leyendo

¿Quieres recibir noticias en tu email?