Arranca la última microencuesta para analizar el impacto de la Covid-19 en personas con discapacidad

Fecha

09/11/2020

Medio

ABC

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El Covid-19 ha entrado con fuerza arrolladora de contagios y letalidad en un noviembre que ya la consejera de Sanidad, Verónica Casado, advirtió será complicado. La primera semana del penúltimo mes del año deja ya otros 204 muertos en hospitales y residencias de ancianosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas mayores en su lugar. que añadir a una luctuosa estadística que, en cifras globales y sumando los decesos en domicilios, superan ya los 6.000 desde que la pandemia comenzó a mostrar su lado más cruel en marzo.

En la última jornada, otros 30 fallecidos en una semana agónica en la lucha contra el virus. Una cifra elevada, pero menor a la del día anterior, con 39 muertos entre centros sanitarios y geriátricos, una elevada letalidad que no se alcanzaba desde mediados de abril. En los hospitales, Sanidad comunicó ayer otros 29 decesos y ya son 3.092 las personas que ingresaron y murieron sin haber superado el coronavirus. Zamora fue la provincia que se tiñó más de luto, con siete fallecidos, seguida por los seis registrados en Valladolid. Y sólo los complejos de Segovia y Soria no registraron más muertos. Cuatro en Burgos y Palencia; tres tanto en León como Salamanca y dos en Ávila completan la triste suma. En esta primera semana completa de noviembre han perecido en los centros sanitarios 187 personas que habían dado positivo en coronavirus.

Además, en estos últimos siete días han perecido otras 17 personas en los propias residencias de ancianosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas mayores en su lugar. y personas con discapacidad, donde el virus estaba en los cuerpos de 833 personas que han perecido. Además, otros 1.109 ancianosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas mayores en su lugar. han fallecido en los hospitales a los que fueron trasladados, pero no lograron superar la enfermedad. En total, 1.942 mayores que estaban en geriátricos han muerto con Covid-19 confirmado.

Un incremento en las cifras de fallecidos que llegan a la vez que los nuevos contagios siguen sin encontrar el freno. Eso sí, ayer, cierto respiro respecto a los dos días anteriores, en los que se superaron los dos millares de confirmados. Con el efecto fin de semana detrás, los 1.444 notificados ayer por Sanidad eleva ya a 102.488 contagiados acumulados confirmados en Castilla y León según los distintos tipos de pruebas. De los últimos notificados, sólo 51 eran de personas con síntomas desarrollados en las 24 horas previas al diagnóstico, 50 de ellos localizados en la provincia de Palencia y el otro, en la de Zamora. Del total, donde más, en Burgos, con 446. Y llama la atención el bajón de Valladolid, que pasó de más de 700 el sábado (acaparaba más del 35 por ciento de toda la Comunidad) a 53 notificados.

Aunque el número de brotes activos cayó ligeramente, hasta los 760, suman más personas vinculados a ellos: 6.816. Y en los hospitales sigue creciendo la presión. Pese a las 71 nuevas altas, ayer había más ingresados, con 1.517 pacientes con Covid-19 en planta y 219 en las UCI, donde los pacientes con coronavirus suponen el 68% de todos los críticos. Las unidades de cuidados intensivos ya se extiende por otros espacios en todos los complejos y, de media, están al 71% de ocupación, aunque los vallisoletanos Río Hortega (91%) y Clínico (86) rozan el lleno.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?