Argentina. Impulsan una ley para la libre circulación de los perros guía

Fecha

Medio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Organizaciones no gubernamentales que trabajan con ciegosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas ciegas en su lugar. y disminuidos visuales proyectan la sanción de una normativas que habilite a los canes a tener acceso a lugares públicos donde hoy se les sigue impidiendo la presencia.

Para ello están juntando firmas en distintos puntos del país con la expectativa de que el proyecto se haga realidad en la Cámara de Diputados: una iniciativa que existía en ese sentido perdió estado legislativo. La Cámara de Diputados le había dado media sanción en el año 2002, pero el Senado nunca llegó a tratarla.

La propuesta persigue el objetivo de que los perros guía puedan ser parte inseparable de las personas que padecen este tipo de discapacidad y necesitan de sus canes de manera imprescindible para tener una mejor calidad de vida.

La intención de los promotores de la ley es juntar las firmas del 1,5% del padrón electoral.

Un artículo que firmó Sibila Camps en el diario “Clarín” describió la problemática y la situación de quienes necesitan de los perros y de una ley que les habilite la libre circulación.

El solo hecho de conseguir un perro guía implica una engorrosa tarea. Uno de los filtros es la raza: Labrador Retriever, en menor medida Golden Retriever y en un pequeño porcentaje, Pastor Alemán.

Los animales deben pasar por pruebas de concentración y de obediencia. Deben ser capaces de seguir líneas rectas. Ese aprendizaje dura al menos medio año, y algo más de tiempo se consume en el entrenamiento conjunto con los dueños.

El costo es otro filtro: un perro guía cuesta unos 30.000 dólares. En general, las ONG o Seguridad Social se hacen cargo de esos costos.

La nota de “Clarín” señala que en todo el mundo son los únicos animales permitidos en la cabina de un avión. En Europa, Estados Unidos, México y Costa Rica existen leyes que franquean su acceso a los lugares públicos y privados de uso público. Pero no en Argentina.

La fundación “Leader Dogs for the Blind”, de Rochester, Estados Unidos, ofreció donar un cupo anual de perros guía, pero sólo podría hacerse práctico si existiera esa legislación. Según el diario porteño, hay ciegosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas ciegas en su lugar. que no visitan Argentina por las dificultades para entrar con sus perros a restaurantes, teatros o comercios.

Maximiliano Marc es uno de los impulsores de la ley: “Estamos pidiendo que el Estado sea garante del libre acceso, circulación y permanencia”. Marc perdió su visión hace una década, tras una grave retinitis.

“Estamos viajando por todo el país, en la medida en que nos dan las posibilidades y el presupuesto. Lo único que estamos pidiendo es que el Estado sea garante del libre acceso, circulación y permanencia. No estamos pidiendo ni plata, ni subsidios, nada de eso. Decimos que es una ley muy barata. Es sólo un papel que diga: la gente usuaria de perros guía puede ir a todos lados”, explica Marc.

Añade que, entre los inconvenientes que deben afrontar, en la actualidad los perros ni siquiera se entrenan en Argentina: hay que viajar al exterior y los centros tienen -desde ya- un costo de infraestructura enorme.

Sabe que el tema es poco conocido por la sociedad. “En Rosario somos tres usuarios y en Argentina, alrededor de 24. Muy pocos. En grandes ciudades, como en Capital Federal, hay 6 o 7. O sea que no es algo que se ve cotidianamente. Sin embargo, se avanza porque son cada vez más los usuarios que se animan a elegir esta opción”, señala en una entrevista que le hizo Gina Verona Muzzio para la publicación “El Ciudadano” (http://www.elciudadanoweb.com).

El impulsor de la iniciativa destacó que el perro guía no sólo es una mejor forma de transitar la ciudad y una compañía, sino que para “las personas que son ciegas de nacimiento, que generalmente son más retraídas, es una manera de socializar. El animal los obliga a salir a la calle, porque no puede estar todo el día encerrado. Hay mucha gente que quizás se acerca a charlar por el perro y pegás buena onda”.

Los usuarios de perros guía enumeran reglas “de oro” que la sociedad debe conocer. “Cuando una persona nos cruza no debe tocar al perro, no debe darle de comer, no hay que distraerlo y de tener una mascota es necesario mantenerla bajo control cuando pasa cerca”.

El objetivo es el tratamiento y la aprobación de la Ley Nacional de Perros Guía. Quienes quieran sumarse pueden hacerlo, incluso en la red social Facebook. El grupo Logremos la Ley Nacional de Perros Guía en Argentina se abrió en septiembre pasado. Tiene casi 7.000 integrantes.

El 27 de febrero pasado, cuando Rosario festejó el Bicentenario de la Bandera, Maximiliano Marc desfiló junto a su perro guía, “Bandit”, y a otros usuarios de perros guía del país. Frente al palco oficial, Marc pudo entregarle una carta a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, exponiendo su reclamo.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?