Aparicio [Juan Carlos, Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales] presenta mañana en Bruselas el Plan de Empleo de España para el 2000 y debatirá las propuestas de la Comisión: La Comisión recomienda a España revisar el sistema de protección por desempleo ‘por ser demasiado protectora para los trabajadores fijos’

Fecha

07/05/2000

Medio

EUROPA PRESS/SERVIMEDIA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Juan Carlos Aparicio, se estrenará mañana, lunes, en el terreno europeo asistiendo, en Bruselas, al Consejo de Ministros de Trabajo de la Unión Europea, donde entregará el Plan Nacional de Empleo de España para este año 2000 a la comisaria de Empleo, Anna Diamantopoulou.

En este encuentro, los titulares de Trabajo de los Quince debatirán la recomendación realizada por la Comisión, relativa a las grandes orientaciones de las políticas económicas de los Estados miembros y de la Comunidad para el año 2000.

En dicha recomendación, la Comisión considera que la gestión económica ha sido "apropiada en su conjunto", pero que los progresos en el ámbito de la reforma de los mercados de trabajo son "desiguales" entre los países miembros, dado que muchos de ellos -entre los que se encuentra España- han puesto en práctica políticas activas de empleo, mientras que "otros se han limitado a los problemas vinculados a los sistemas de protección social".

En el análisis que la Comisión hace por países, España recibe una evaluación positiva, destacando que durante 1999, "el crecimiento económico ha sido importante y ha ido acompañado de un fuerte crecimiento del empleo". Para el 2000, las perspectivas de la Comisión para España son favorables y recomienda el mantenimiento de la moderación salarial.

Sobre los progresos realizados en el mercado de Trabajo, se destacan la alta tasa de creación de empleo y, en particular, del empleo a tiempo parcia. Asimismo, subraya "el esfuerzo realizado para sustituir las medidas pasivas de empleo (ayudas económicas) por una política activa del mercado de trabajo y las medidas para favorecer la contratación de jóvenes desempleados y parados de larga duración".

DEBERES PARA ESPAÑA.
Aparicio tratará también sobre los 'deberes' puestos al Gobierno de España por la Comisión en materia laboral que se resumen en la consecución de tres objetivos. En primer lugar, "revisar, junto a los interlocutores sociales, el sistema de formación de los salarios, los mecanismos de protección social y la movilidad geográfica".

El segundo objetivo consiste en la mejora de la eficacia de las políticas activas del mercado de trabajo para reducir el desempleo de larga duración, revisar el sistema fiscal y los regímenes de prestaciones y examinar la eficacia de la formación profesional, reglada y ocupacional.

En tercer y último lugar, las autoridades comunitarias proponen al Gobierno de José María Aznar que analice con sindicatos y empresarios la legislación sobre el sistema de protección por desempleo, "por ser demasiado protectora para los trabajadores fijos", con el fin de disminuir la proporción de contratos temporales y mejorar la flexibilidad del mercado de trabajo.

PLAN DE EMPLEO.
Por lo que se refiere al Plan de Empleo español, éste fue aprobado por el Gobierno en su primer Consejo de Ministros de esta legislatura celebrado el viernes, 28 de abril y, por tercer año consecutivo cuenta con el rechazo de los sindicatos. El Plan contará con un presupuesto de 1,9 billones de pesetas, lo que supone un incremento del 30 por ciento respecto a los 1,4 billones destinados para el Plan de 1999.
Todos estos fondos están ya incluidos en los Presupuestos Generales para este año en las partidas de políticas activas (591.948 millones de pesetas), bonificaciones a la contratación estable (285.000 millones) y otros conceptos, como la línea de créditos ICO a las pymes (550.000 millones), entre otras. El resto de las iniciativas del Plan son ya conocidas, como laRenta Activa de Inserción para 90.000 parados mayores de 45 años de larga duración, las bonificaciones a la contratación indefinida de trabajadores por parte de autónomos que contraten a su primer asalariados o programas de alfabetización informática, que incluirán la dotación de ordenadores a todos los centros de enseñanza antes de finalizar el año 2001.

El número de beneficiarios potenciales de estas medidas asciende a 1,1 millones de personas, de los cuales 236.000 son jóvenes menores de 25 años, 530.000 jóvenes mayores de 25 años, 285.000 parados de larga duración y 49.000 minusválidosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar..

Asimismo, las acciones de inserción previstas para este año ascienden a 1,5 millones. La primera parte del Plan del 2000 incluye, también por primera vez una valoración y el seguimiento de la ejecución del Plan del año anterior, según el cual, en 1999 un total de 1.074.107 parados participaron en algún tipo de acción para el empleo.

Quizás te interese:

Premio Buenas Prácticas 2021

Desde la Asociación Lectura Fácil convocamos una nueva edición del Premio Buenas Prácticas de Lectura Fácil (Bases de los Premios). Queremos premiar iniciativas de diferentes

Seguir leyendo

¿Quieres recibir noticias en tu email?