Ángel Hernández, absuelto por ayudar a morir a su mujer enferma de esclerosis múltiple

Fecha

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

Por fin se hace justicia. Fin al calvario judicial de Ángel Hernández, que ha quedado absuelto por el juez de lo Penal número 34 de Madrid. Se le acusaba del delito de cooperación al suicidio por haber ayudado a su esposa, María José Carrasco, enferma terminal de esclerosis múltiple, a poner fin a su vida el 3 de abril de 2019, siguiendo su voluntad.

En una sentencia, se acuerda la absolución. Todo ello después de que el pasado 30 de junio la Fiscalía de Madrid acordara retirar la acusación que mantenía contra Hernández tras la entrada en vigor de la Ley Orgánica 3/2021, de regulación de la eutanasia, cuya disposición final primera afectaba directamente a la acusación dirigida contra Ángel Hernández.

María José Carrasco sufría esclerosis múltiple desde hace 30 años. Fue entonces su marido la ayudó a morir en su domicilio de Madrid con su consentimiento. Ángel Hernández vertió en un vaso un medicamento mortal y se lo acercó a su mujer. Ella lo ingirió con una pajita falleciendo a los diez minutos.

La importancia de la aprobación de la Ley de Eutanasia

Tras aprobarse la Ley de Eutanasia, la Fiscalía presentó un escrito en el juzgado retirando su acusación, la única en el procedimiento, y reclamando el sobreseimiento de la causa debido a que ya estaba dictada la apertura del juicio oral.

«Al haberse retirado, la única acusación personada en las acusaciones, de acuerdo con la doctrina, procede dictar sentencia absolutoria con todos los pronunciamientos favorables, no procediendo el sobreseimiento libre solicitado al amparo del artículo 637 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, al haberse ya acordado por el órgano instructor la apertura de juicio oral mediante auto de 3 de noviembre de 2020», recoge el fallo judicial.

En el marco de la sentencia absolutoria quedan sin efecto las medidas cautelares que se acordaron durante la instrucción de la causa. Así quedaba recogido en la resolución. En la causa, la Fiscalía de Madrid pedía seis meses de prisión para Ángel Hernández. Todo ello por la comisión de un delito de cooperación al suicidio, una acusación ya retirada.

Tras salir en libertad después de ser detenido, Ángel Hernández llevó a cabo una recogida de firmas para despenalizar la intervención voluntaria para provocar la muerte.

Deseos de su mujer de forma «constante» por los «intensos» dolores

En su escrito, el fiscal subrayó que María José Carrasco le expresó de forma «constante» su deseo de acabar con su vida. Todo ello por los «intensos» dolores «más allá de lo que podía soportar» por la enfermedad crónica que sufría. Finalmente, su marido «desamparado por la falta de ayudas institucionales» cumplió los deseos de su esposa.

Además, anunció que «para el supuesto de que se dictase sentencia condenatoria y se tramitase expediente de indulto, el Ministerio Fiscal, atendidas las circunstancias concurrente en el presente caso, emitirá informe favorable».

En este caso, la Fiscalía de Madrid se opuso a que la causa encajara en un delito machista. Y es que, según ellos, no existía un contexto de «dominación y discriminación » del hombre sobre la mujer.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?