Absuelven a un acusado de abuso sexual a un deficiente al considerar que las pruebas son ‘incapaces’ de ‘despejar dudas’

Fecha

12/12/2000

Medio

EUROPA PRESS - País Vasco

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de San Sebastián ha
absuelto a un hombre acusado de abusar sexualmente durante dos años
de un joven que padece un retraso mentalEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Discapacidad intelectual en su lugar. severo, al considerar que
los elementos de prueba que se han aportado, basados en las
declaraciones de testigos y del propio afectado y en las periciales
médicas, resultan "sumamente frágiles e incapaces de despejar las
dudas razonables del Tribunal".

"Declaraciones inconsistentes y parciales de testigos, relato de
la víctima contradictorio y condicionado por una deficiencia psíquica
severa, con evidentes posibilidades contrastadas de fabulación y
manipulación, no pueden constituir, en ningún supuesto, línea
argumental sólida de una condena", subraya la sentencia.

El Ministerio Público acusó al procesado de "prevalerse" de la
minusvalía del joven para "mantener relaciones sexuales con él",
consistentes presuntamente, según recoge en su escrito fiscal, en
"tocamientos de los genitales, masturbaciones y, en repetidas
ocasiones, penetración anal" al supuesto afectado. Así, pidió para el
acusado diez años de cárcel por un presunto delito continuado de
abuso sexual. Por su parte, la defensa solicitó la libre absolución
de su representado, quien durante el juicio oral negó los hechos.

La Audiencia donostiarra considera probado que, a principios de
1997, el procesado "comenzó a frecuentar la compañía del joven"
supuestamente afectado, "de 24 años de edad y afectado porEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Tiene... en su lugar. un retraso
mental moderado, equivalente a una edad mental aproximada de seis
años, deficiencia notoria para el acusado".

Esta relación, según señala la sentencia, era "ampliamente
conocida en la localidad donde ambos residían y se manifestaba a
través de diferentes encuentros en lugares públicos, sin que haya
quedado acreditada la naturaleza ni de dicha relación, ni de los
mencionados encuentros".

En este sentido, el fallo judicial indica que las declaraciones de
los testigos "ratifican la existencia de una relación entre el
acusado y el joven, pero sin que por ello aporten elementos
suficientes para considerar la naturaleza real de la relación entre
ambos".

REINTERPRETACION DE HECHOS

"En términos generales -añade- todas las declaraciones adolecen de
una reinterpretación de hechos, conocidos por todos, pero que hasta
el momento de iniciarse la investigación no habían adquirido para
ninguno de los testigos relevancia suficiente para ser denunciados".

En cuanto al testimonio del supuesto joven afectado, el Tribunal
señala que sus primeras declaraciones ante la Guardia Municipal de su
localidad "adolecen de una clara falta de espontaneidad" y "permiten
considerar una situación de inducción". A este respecto apunta, que
"bajo la amenaza de enfermedades", el joven habla primero de
"tocamientos que eran de su agrado" y más tarde de "penetraciones".

Una vez que el caso entra en el circuito policial y judicial, y
según indica la sentencia, el relato de la supuesta víctima "comienza
a modificarse, de manera que lo que en un principio se constituye en
una actitud meramente pasiva de la misma mediante obligaciones, se
convierte después en masturbaciones mutuas y, finalmente, en
penetraciones mutuas y amenazas concretadas en una navaja o
cuchillo".

Por otra parte, el fallo judicial hace referencia a "la ausencia
de toda prueba física derivada de la relación denunciada, que si bien
no es imprescindible para afirmar el hecho, introduce elementos de
duda", pues "la exploración física resulta absolutamente normal".

Así las cosas, la sentencia recoge que "aun en la conciencia de
que la conducta que se denuncia presenta una de las mayores
dificultades de enjuiciamiento por producirse en medios íntimos, al
margen de todo observador ajeno y a través de relaciones
interpersonales de compleja definición, los elementos de prueba que
se han aportado resultan sumamente frágiles e incapaces de despejar
las dudas razonables del Tribunal".

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?