278 trabajadores humanitarios fueron asesinados, secuestrados o heridos en 2009

Fecha

19/08/2010

Medio

Facebook
Twitter
LinkedIn

Un total de 278 trabajadores de asistencia humanitaria fueron asesinados, secuestrados o gravemente heridos en 139 ataques violentos durante el año pasado, lo que supone la cifra más alta de toda la historia. Según la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), los incidentes contra los trabajadores humanitarios se han cuadruplicado en la última década y esta tendencia ha aumentado especialmente en los últimos cuatro años.

De los 278 cooperantes afectados porEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Tienen ... en su lugar. incidentes graves de seguridad el año pasado, 102 perdieron la vida y 92 resultaron secuestrados en un total de 139 incidentes, entre los que destacaron los secuestros (37), los asesinatos (32), los ataques con bombas (23) y las emboscadas (20).

La OCHA ha difundido estos datos ante el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, que se celebra este jueves por segunda vez, después de que la Asamblea General de la ONU tomara en 2008 la decisión de dedicar cada 19 de agosto a esta celebración, con el fin de dar a conocer la cooperación internacional y homenajear al personal humanitario.

No en vano, detrás de este día está el hecho de que un atentado terrorista contra la sede de la ONU en Bagdad (Iraq) matara el 19 de agosto de 2003 a 22 personas, entre ellas el enviado de Naciones Unidas, Sergio Vieira de Mello.

Por ello, el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria está en parte dedicada a la memoria de los cooperantes que han muerto en el ejercicio de sus funciones, la mayoría de ellos originarios de las comunidades a las que intentan ayudar

La OCHA destacó que las catástrofes producidas por el ser humano y los desastres naturales causan cada año “enormes sufrimientos a millones de personas, que, a menudo, se cuentan entre las más pobres, marginadas y vulnerables del mundo”.

Además, indicó que actualmente hay más de 27 millones de desplazados internos y 10 millones de refugiados en el mundo, y que una de cada seis personas en el mundo padece hambre crónica.

“Los trabajadores que prestan asistencia humanitaria tratan de asegurar que todas las personas que han experimentado una situación traumática y necesitan asistencia vital la reciban, en cualquier lugar del mundo en que se encuentren y sin que importen su nacionalidad o el grupo religioso o social al que pertenezcan”, apuntó.

En un breve mensaje con motivo de este Día, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, recordó a “los que murieron en defensa de tan noble causa”, en alusión a “las tareas de socorro destinadas a salvar vidas”, y destacó que el terremoto de Haití “tuvo un efecto devastador sobre los cooperantes”, hasta el punto de que Naciones Unidas perdió a “algunos de sus funcionarios más comprometidos con su trabajo”.

Por otro lado, la Oficina de Acción Humanitaria de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) se ha sumado al llamamiento de Naciones Unidas para recordar a los trabajadores humanitarios en este día y dar a conocer su labor.

La Aecid hizo especial mención a “la labor del personal humanitario fallecido en la reciente crisis de Haití y la de aquéllos que afrontan condiciones extremas en su trabajo, e incluso sufren la privación de su libertad, en un intento por mejorar las condiciones de vida de los que más sufren”.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?