Exigen la dimisión de directivos de Aspanias y Cisa por el supuesto taller clandestino para personas con discapacidad

Fecha

26/09/2020

Medio

El Norte

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Los comités de empresa de Aspanias y Cisa han solicitado este viernes la dimisión de Gregorio Camarero, miembro del Comité de Dirección de Aspanias, y de Fulgencio Villafáfila, presidente de CIS. Los sindicatos realizan esta petición después de denunciar el pasado miércoles que más de 30 trabajadores y trabajadoras con discapacidad habían sido llevados, «sin su consentimiento, ni conocimiento, engañados, a un sótano sin ventilación de las oficinas ubicadas en la Calle Federico Olmeda para realizar producción que habitualmente realizan en el polígono de Villalonquéjar».

Los sindicatos también hicieron público que Gregorio Camarero, miembro del Comité de dirección de Aspanias, «no permitió acceder a esa especie de taller clandestino, ni al comité de huelga, ni a un delegado de prevención, ni a la Policía Nacional, que lo reflejó así en su parte de actuación«, denuncian los sindicatos en un comunicado.

Este viernes los dos comités de empresa quieren sumar a su denuncia una contestación «a las graves mentiras propagadas ayer en varios medios de comunicación por el comité de dirección de Aspanias y Cisa» relacionados con la huelga de los trabajadores y las supuestas presiones para secundar la movilización, según informa Burgosconecta.

«Es absolutamente falso que los piquetes informativos de la huelga hayan maltratado de ninguna manera a las personas trabajadoras con discapacidad que acuden a los centros. Estos piquetes, compuestos fundamentalmente por trabajadores y trabajadoras, y apoyados por afiliados de los sindicatos UGT y USO, han hablado con todos los trabajadores con discapacidad y profesionales de apoyo animándoles a que ejercieran su derecho a la huelga estando controlados en todo momento por la Policía«, explican.

«No se han producido ni acosos, ni ataques de ansiedad, ni incidentes destacables, salvo el que ya denunciamos que fue protagonizado por Fulgencio Villafáfila, presidente de CISA, al agarrar a una trabajadora con discapacidad e introducirla al centro de trabajo a pesar de sus quejas«, subrayan.

Problema con L’Oreal

Los sindicatos además señalan que «la irresponsabilidad y las nefastas decisiones» de los directivos de ambas empresas «pueden ocasionar graves consecuencias en la relación con uno de sus principales clientes», en relación a la fima L’Oreal para la que realizan trabajos las personas con discapacidad.

Según los comités de empresas a esta firma tampoco se la informó del traslado de trabajadores y productos, y de que no se cumplían con los protocolos marcados por la ley y el contrato con L´Oreal.

Quizás te interese:

¿Quieres recibir noticias en tu email?