Libros en una biblioteca

Documentos sobre victimización

La violencia contra las mujeres y las niñas con discapacidad es una cuestión que preocupa a instituciones de todo ámbito.

Naciones Unidas emitió en el 2012 un estudio con recomendaciones sobre las medidas legislativas, administrativas, políticas y programáticas necesarias para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas con discapacidad. Estudio temático sobre la cuestión de la violencia contra las mujeres y las niñas y la discapacidad

UNICEF, primera organización internacional en la defensa de los derechos de la infancia, publicó un Informe mundial sobre la violencia contra los niños y las niñas, y en el año 2013 realizó un Informe sobre niñas y niños con discapacidad destacando su vulnerabilidad frente a la violencia y abusos.

El CERMI (Comité español de representantes de personas con discapacidad) editó a través de su Área de Género el II Plan Integral de Acción de Mujeres con Discapacidad 2013-2016, como herramienta estratégica para impulsar sistemáticamente las políticas públicas de género y discapacidad en los próximos tres años.

La Red Estatal de Mujeres con Discapacidad, creada por CERMI, ha publicado la Transversalidad de Género en las Políticas Públicas de Discapacidad

Plena Inclusión, la organización que representa en España a las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo en España, tiene como misión contribuir a que cada persona con discapacidad intelectual o del desarrollo y su familia puedan desarrollar su proyecto de calidad de vida, así como promover su inclusión lo que implica la prevención de cualquier tipo de actuación en contra de los derechos de la persona con discapacidad intelectual. Para ello, el movimiento asociativo desarrolla materiales informativos con el fin de trabajar la prevención y detección de los abusos:

COCEMFE desarrolló el Programa de apoyo psicosocial y prevención de la violencia de género en mujeres con discapacidad en el marco del programa “Violencia. Tolerancia Cero” en el que participaron 1.835 mujeres. Con esta iniciativa se pretende que las mujeres con discapacidad víctimas de una situación de violencia sean conscientes de la situación que están viviendo, que incrementen sus bajos niveles de autoestima, abandonen cualquier sentimiento de culpa y que sean ellas mismas las que encuentren las posibilidades que hay en su entorno para acabar con la violencia.