Valoración funcional, muscular y articular de una población afectada de esclerosis múltiple. Efectos de un programa de entrenamiento

SID > Valoración funcional, muscular y articular de una población afectada de esclerosis múltiple. Efectos de un programa de entrenamiento

Autor/es

  • Carlos Luis Ayán Pérez
  • José Antonio de Paz Fernández
  • Vicente Martín Sánchez

Publicación

2004

ISBN

Descripción física

Serie

Resumen

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad que afecta al sistema nervioso central, presente en sujetos de entre 20 y 50 años aproximadamente, cuya causa permanece desconocida. En el momento que la enfermedad aparece, los linfocitos T se activan y actúan de modo autolesivo, destruyendo las vainas de mielina que protegen las neuronas de sujeto y provocan alteraciones en la conducción nerviosa. En función de la localización y gravedad de las lesiones, su carácter más o menos crónico y el tipo de discapacidad que provocan, los enfermos pueden verse afectados de muy distinta manera. Además, de acuerdo con el curso clínico de la enfermedad, se distinguen varios tipos de esclerosis múltiple, e incluso muchos enfermos pueden variar de clínica a lo largo de su vida.

Dado que la esclerosis afecta a las vías sensitivas y motoras, los enfermos pueden presentar síntomas muy dispares, que abarcarían desde la ceguera a parestesias, pasando por debilidad muscular entre otros.

Teniendo en cuenta que uno de los síntomas más comunes que provoca la enfermedad es la fatiga, y que debido a ésta, el enfermo tiende a recluirse y a refugiarse en una vida más sedentaria, se ha propuesto el ejercicio físico como medio rehabilitador, que frene en la medida de lo posible las discapacidades motoras que la enfermedad provoca, reduzca el impacto que la fatiga tiene en el sujeto, y sobre todo mejore la calidad de vida de éste.

Diversos estudios han logrado aumentar el VO2 max de los enfermos, y sus niveles de fuerza, consiguiendo además reducir la fatiga y mejorar la calidad de vida, sin embargo todas estas investigaciones obedecen a protocolos de entrenamiento muy específicos realizadas en instalaciones especiales y con materiales poco habituales (máquinas isocinéticas, cicloergómetros, piscinas climatizadas, etc.), necesitando de la supervisión de fisiólogos, neurólogos, etc.

A partir de aquí, se planteó el objetivo de verificar los efectos de un programa de entrenamiento que consistiese en la realización de sencillas sesiones de ejercicio físico, con apenas material y con tareas que implicasen únicamente al individuo y a su cuerpo (autocargas), con el fin de establecer un protocolo de entrenemiento sencillo y útil y que el mismo enfermo pudiese realizar en su casa sin necesitar de nada más que su propia voluntad.

con este propósito reunimos a 26 enfermos de EM (17 mujeres y 9 hombres), y tras valorar sus niveles de condición física con sencillos test motores, realizar una valoración ergoespirométrica y analizar su calidad de vida, con cuestionarios específicos de la enfermedad, los sujetos fueron entrenados en sesiones de una hora, durante tres días a la semana, durante seis semanas.

Una vez finalizado el período de entrenamiento, se repitieron las mismas pruebas para comprobar sus efectos y verificar la consecución del objetivo propuesto. En principio no hubo cambios a nivel aeróbico, puesto que los resultados ergoespirométricos no variaron, lo cual parece lógico, teniendo en cuenta que el tipo de entrenamiento realizado fue fundamentalmente de fuerza. De acuerdo con los resultados de los test motores, sí se obtuvo una mejora en la condición física de los sujetos, puesto que las medias grupales de las mayorías de las pruebas finales, fueron superiores a las iniciales. Además, comparando los cuestionarios sobre calidad de vida realizados antes y después del proceso de entrenamiento, se verificó que el programa de ejercicio físico fue capaz de reducir los niveles de ansiedad y depresión, ampliar la dimensión social de los individuos y reducir el impacto de los síntomas propios de la EM, y en especial de la fatiga.

Conclusión: Un sencillo programa de ejercicio físico de 6 semanas de duranción, puede incidir y modificar positivamente el nivel de calidad de vida de una población afectada de esclerosis múltiple

Información recogida de Teseo (Bases de datos de las tesis doctorales leídas en las Universidades Españolas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte)

Quizás te interese:

Recibe más documentos en tu email

No te pierdas todas nuestras actualizaciones