Situación de la protección económica de las personas con discapacidad en el año 1999

SID > Documentación destacada sobre discapacidad > Situación de la protección económica de las personas con discapacidad en el año 1999

Publicación

Descripción física

10 h.

Resumen

Durante 1999 la protección social de discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. ascendió a un billón y medio de pesetas Un 94% de esta cantidad corresponde a prestaciones económicas para atender necesidades esenciales.El gasto en protección económica a personas con minusvalía en el conjunto del Estado durante 1999 ascendió a 1,4 billones de pesetas, un 3,5% más que en 1998. Del total de este gasto, el 94,10% corresponde a las “Prestaciones económicas básicas para la atención de necesidades esenciales, es decir, a pensiones y subsidios tanto de carácter contributivo (85,83%) como no contributivo (14,17%).ATENCIÓN DE NECESIDADES ESENCIALESEn el apartado de Prestaciones económicas básicas para la atención de necesidades esenciales, se encuentra el conjunto de prestaciones de incapacidad contributiva y no contributiva y las prestaciones familiares por hijo a cargo. En diciembre de 1999 se pagaron un total de 1.428.926 prestaciones de incapacidad, de las que el 71,97 % se corresponden a pensiones contributivas y el 28,03% a prestaciones de naturaleza no contributiva.El gasto acumulado durante 1999 ha ascendido a 1.358.024 millones de pesetas, de los que el 14,17 % corresponde a prestaciones de incapacidad de naturaleza no contributiva.ATENCION NECESIDADES ESPECIFICASDentro de las Prestaciones económicas básicas para la atención de las necesidades específicas, se encuentran los Subsidios por Ayuda a Tercera Persona y de Movilidad y Compensación para Gastos de Transporte, Cursos de Formación Profesional Ocupacional y las ayudas del Régimen Unificado de Ayudas Públicas a Disminuidos. El gasto tal de este capítulo asciende a 26.368 millones de pesetas.Dentro de la atención a necesidades específicas, la partida destinada al Régimen Unificado de Ayudas Públicas fue la que contó con mayor presupuesto ya que a ella se destinaron 22.934 millones de pesetas, lo que supone un incremento respecto al ejercicio anterior del 39,36 %. Este incremento ha sido motivado por el producido en las ayudas destinadas a la integración laboral de las personas con minusvalía gestionadas por el INEM y por las Comunidades Autónomas que tienen asumidas estas competencias, ayudas que por otro lado, representan más del 91,63% en el gasto total del Régimen Unificado de Ayudas Públicas.SUBVENCIONES PARA CENTROS Y PROGRAMASAl tercer apartado, destinado a las subvenciones, conciertos y programas para centros y servicios de minusválidosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar. se destinaron 5.332 millones de pesetas. El capítulo más destacado fue el de subvenciones para atención a personas con discapacidad que contó con 4.842 millones de pesetas, de las que más del 85% son con cargo al 0,52 del IRPF para fines de interés social y a prestaciones técnicas.El gasto en otras subvenciones destinadas a ONG's de ámbito estatal para realizar actividades habituales y desarrollo de programas de ONG's de ámbito estatal ascendió a 697 millones de pesetas. En este capítulo se encuentra el programa de vacaciones para minusválidosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar..El gasto en plazas concertadas por el Imserso en centros privados ascendió el año pasado a 481 millones de pesetas, un 4,57 % más que en 1998.El coste de las 1.091 plazas repartidas en los 10 centros mantenidos y gestionados por el Imserso ha ascendido a 4.704 millones de pesetas, un 5% más que en el ejercicio anterior. En estos 10 centros, el coste de estancia/día en una media ponderada se cifra en 14.556 pesetas/día en régimen de internado y en 7.392 pesetas/día en el régimen de media pensión. Este gasto no se computa en el total destinado a protección social a personas con discapacidad porque se trata de un gasto de mantenimiento de centros.BENEFICIOS FISCALESEn cuanto a los beneficios fiscales, el número de declarantes que durante 1999 se acogieron a la deducción por minusvalía en el IRPF correspondiente al ejercicio de 1998 ascendió a 917.725, lo que supone un aumento del 20,15% respecto a la del ejercicio de 1997, incremento que igualmente se refleja en el importe de las deducciones que ascendieron a 53.451 millones de pesetas.Estos datos forman parte del último balance sobre La protección económica de las personas con discapacidad, realizado por el Imserso, organismo que dará a conocer a mediados de este año las cifras correspondientes al ejercicio del 2000.

Quizás te interese:

Recibe más documentos en tu email

No te pierdas todas nuestras actualizaciones