Rasgos de personalidad, autoestima y bienestar personal en pacientes con trastornos de la conducta alimentaria

SID > Rasgos de personalidad, autoestima y bienestar personal en pacientes con trastornos de la conducta alimentaria

Autor/es

  • María Inmaculada Palma Otero
  • Vicente Sánchez Vázquez
  • Ramón Cañete Estrada

Publicación

2009

ISBN

Descripción física

Serie

Resumen

Los trastornos de la conducta alimentaria son una patología cada vez más frecuente en nuestra sociedad, con una evolución irregular y un complejo tratamiento. El conocer los rasgos de personalidad resulta interesante, para determinar su papel en la génesis del trastorno, identificar adolescentes de alto riesgo, de iniciar estas patologías y, en la planificación de estrategias terapéuticas. En este trabajo se estudiaron distintos subtipos de esta patología: Anorexia Nerviosa restrictiva, Anorexia Nerviosa y Bulimia Nerviosa, frente a un grupo control.

La investigación se realizó sobre 136 niñas, 76 con patología alimentaria, y 60 controles. En el grupo TCA se excluyeron a tres niñas, que no cumplían la edad establecida y cinco que no finalizaron las pruebas psicométricas, del grupo control cinco por valores anormales en el Inventario de Trastornos de Conducta Alimentaria y, tres que no finalizaron las pruebas psicométricas. Se realizó un protocolo clínico, sociodemográfico y distintas pruebas psicométricas: EDI-2, HSPQ, NEO PI-R Y AF-5.

En este trabajo se observa como estas pacientes comparadas con los controles, no sólo tienen trastornos en la conducta alimentaria, sino que también presentan altos niveles de inestabilidad emocional, rasgos de personalidad, alteraciones en las relaciones interpersonales y baja autoestima, de gran importancia a la hora de realizar un tratamiento. Las pacientes además muestran sentimientos de incapacidad general, inseguridad, vacío y falta de control sobre su propia vida. En las Anoréxicas nerviosas menor interés tanto por el mundo interior, como por el exterior, prefiriendo más lo familiar a lo novedoso y con respuestas emocionales en cierto modo apagadas. Las bulímicas nerviosas se desaniman más fácilmente, se muestran a menudo abatidas, desesperanzadas, con mayor grado de ansiedad y mal control de lo impulsos.

Nos encontramos desde adolescentes con rasgos de personalidad que nos harán pensar en una persona dependiente, con gran disponibilidad /necesidad relacional, de aprobación, a las que podríamos ayudar si identifican sus propias necesidades y las expresan de una manera más sana, siendo menos condescendientes y perfeccionistas; hasta otras que se muestran con una actitud de absurda incomunicación y autosuficiencia relacional, con que las personas intentan defenderse del sufrimiento, de la aceptación de una visión negativa del yo. En ellas el objetivo será ayudarlas para reducir esta distancia emotiva y la desconfianza que las separa de los demás, y en particular de las figuras de crianza.

Suelen presentar estas pacientes con trastornos de la conducta alimentaria, sentimientos de incapacidad general, inseguridad, vacío y falta de control sobre su propia vida.

Información recogida de Teseo (Bases de datos de las tesis doctorales leídas en las Universidades Españolas del Ministerio de Educación y Ciencia)

Quizás te interese:

Recibe más documentos en tu email

No te pierdas todas nuestras actualizaciones