Influencia de los inhibidores endógenos de la fibrinólisis sobre el tratamiento trombolítico del ictus cont-pa

SID > Influencia de los inhibidores endógenos de la fibrinólisis sobre el tratamiento trombolítico del ictus cont-pa

Autor/es

  • Marc Ribo Jacobi
  • Álvarez Sabin José Álvarez Sabin José
  • Montaner Villalonga Joan Montaner Villalonga Joan

Publicación

2004

ISBN

Descripción física

Serie

Resumen

INTRODUCCIÓN
Los inhibidores endógenos de la fibrinolisis juegan un papel esencial en el balance coagulación/fibrinolisis pudiendo estar involucrados en la respuesta al tratamiento trombolítico del ictus. Mientras que por una parte pueden inducir resistencia al t-PA limitado los beneficios de la trombólisis, por otra, pueden favorecer los procelosos de sangrado en las transformaciones hemorrágicas.

OBJETIVOS
El objetivo de este estudio es determinar el impacto de los niveles pre-tratamiento de inhibidores de la fibrinolisis (Inhibidor del Activador del Plasminógeno (PAI-1), lipoproteína(a), Inhibidor de la Fibrinolisis Activado por Trombina (TAFI) y homocisteína) sobre recanalización arterial, transformación hemorrágica sintomática (SICH) y evolución clínica.

MÉTODOS
Estudiamos pacientes consecutivos en un ictus por oclusión de la arteria cerebral media tratados cont-PA. Se obtuvieron muestras de sangre justo antes de la administración de t-PA para la determinación de las moléculas inhibidoras de la fibrinolisis. Se determinó la recanalización arterial mediante monitorización continúa por Doppler Transcraneal. Una tomografía computarizada craneal a las 24 horas o inmediatamente después de observar un empeoramiento clínico permitió descartar la presencia de una transformación hemorrágica sintomática. El estado neurológico se determinó mediante la escala NIHSS y la discapacidad a largo plazo mediante la escala modificada de Rankin (mRS) al tercer mes.

RESULTADOS
Estudiamos 77 pacientes (40% mujeres, edad media 75 años). Al ingreso la mediana en la escala NIHSS fue de 17 (rango, 7a 22) y el tiempo medio de tratamiento desde el inicio de los síntomas fue de 160 minutos. En aquellos pacientes que presentaron una recanalización arterial después de la infusión de t-PA se observaron niveles basales de PAI-1 inferiores que en los que persistió la oclusión (27.8 ng/ml Vs 38.8 ng/ml; p=0.047). Igualmente, aquellos pacientes que presentaron una mejoría clínica espectacular (Decremento mayor 10 puntos en la escala NIHSS) a las 12 horas mostraron niveles significativamente más bajos de PAI-1 (24.6 ng/ml Vs 36.1 ng/m; p=0.03). Se observó además una tendencia a presentar niveles más bajos de lipoproteina(a) en aquellos pacientes que recanalizaron tras una hora, mientras que no se observó ninguna relación entre TAFI o Homocisteína y recanalización.
El modelo de regresión logística mostró que el único predictor independiente de resistencia a la trombólisis era presentar niveles basales de PAI-1 mayor 34 ng/ml (OR 12.8; 95%CI 1.7-97.2; p=0.014).
6 pacientes (7.9%) presentaron una SICH. Los análisis de las variables clínicas y radiológicas no mostraron relación con el desarrollo de SICH. Al analizar los datos de laboratorio se observó que los pacientes con SICH presentaron niveles basales de PAI-1 más bajos (21.7+/-78.4%verus 162.1+/-54.2% p=0.03).
Homocisteína y lipoproteína(a) no se relacionaron con SICH. En el análisis multivariante, las únicas variables asociadas con SICH fueron TAFI mayor 180% (OR, 12.9; CI, 1.41 to 118,8; p=0.02) y PAI-1 menor 21.4 ng/mL (OR,12.75; CI 1.17 to 139.2; p=0.04). La combinación de PAI-1 menor 21.4 ng/mL and TAFI mayor 180% al ingreso era capaz de predecir SICH con una sensibilidad de 75%, una especificidad de 97.6% (p menor 0.01), u n valor predictivo positivo de 75% y un valor predictivo negativo de 97.6%.

CONCLUSIONES
Niveles plasmáticos elevados de PAI-1 interfieren con la recanalización arterial inducida por t-Pa en pacientes con ictus, prediciendo una mayor susceptibilidad hacia una resistencia a la lisis del trombo y a una peor evolución clínica. Por otra parte, niveles plasmáticos muy bajos de PAI-1 o elevados de TAFI predicen SICH tras el tratamiento con t-PA. En el futuro, la determinación rápida de estos biomarcadores podría utilizarse para mejorar la seguridad y eficacia del tratamiento trombolítico del ictus.

Información recogida de Teseo (Bases de datos de las tesis doctorales leídas en las Universidades Españolas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte)

Quizás te interese:

Recibe más documentos en tu email

No te pierdas todas nuestras actualizaciones