Estrategias de los sujetos con retraso mental en la adquisición fonoarticulación del habla

SID > Estrategias de los sujetos con retraso mental en la adquisición fonoarticulación del habla

Autor/es

  • Rogelio Casado Treviño
  • Francisco Miras Martínez (dir.)

Publicación

Almería: Universidad de Almería, Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación, 2000,
2000

ISBN

Descripción física

1 CD-ROM: col.; 12 cm.

Serie

Tesis doctoral; 18

Resumen

En este trabajo se ha investigado la articulación del habla en una muestra de 157 sujetos retrasados mentalesEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad intelectual en su lugar.En el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad intelectual en su lugar. 4 a 21 años. El interés se centra en dos cuestiones principales: una es exploratoria y consiste en averiguar las regularidades y/o estrategias que se pueden extraer de los datos obtenidos para el conjunto de la muestra estudiada, y dos, también queremos comprobar qué variables son influyentes en la articulación del habla.

En el diseño se han tenido en cuenta ocho variables (nivel de retraso mentalEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Discapacidad intelectual en su lugar., edad cronológica, modalidad, educativa, años de logopedia, años de escolaridad, sexo, patología asociada y nivel socioeconómico) y su posible efecto en la competencia articulatoria. Se han obtenido las muestras de habla mediante una prueba articulatoria de imitación verbal de palabras y frases. Se han considerado para los análisis estadísticos tanto las respuestas correctas como los errores articulatorios.

Los resultados obtenidos apuntan en la siguiente dirección respecto a las estrategias o regularidades:

i. La tónica general es que se da una muy alta variabilidad de competencia articulatoria entre los sujetos de la muestra, incluso entre los sujetos de la misma edad, parecido nivel de retraso, etc.

ii. Parece ser que los pilares en los que se apoyan los sujetos con retraso mentalEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Discapacidad intelectual en su lugar. para aprender a articular son la facilidad perceptiva, la capacidad de retención y la facilidad articulatoria.

iii. Respecto a los errores articulatorios hemos encontrado que cada uno de los tipos de error ha tenido un comportamiento diferente al de los otros errores, que la incidencia de los diferentes errores es también distinta y especifica para cada uno que generalmente coexisten todos los errores que la incidencia de los diferentes errores es también distinta y especifica para cada uno que generalmente coexisten todos los errores, que la incidencia de los diferentes errores es también distinta y especifica para cada uno y que generalmente coexisten todos los errores en los distintos agrupamientos de sujetos.

Se ha comprobado que la variable más determinante es el nivel de retraso mentalEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Discapacidad intelectual en su lugar. y a continuación aparecen las que implican, además del paso del tiempo, una actividad formativa como la escolaridad o los años de logopedia recibidos, el mero paso del tiempo también se ha mostrado influyente, pero menos. No han tenido aparentemente ninguna correlación consistente con la competencia articulatoria de los sujetos ni el sexo ni el nivel socioeconómico.

Los sujetos con síndrome de Down se han destacado por manifestar unas habilidades articulatorias más limitadas que los demás sujetos retrasados mentalesEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad intelectual en su lugar.En el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad intelectual en su lugar..

Información recogida de Teseo (Bases de datos de las tesis doctorales leídas en las Universidades Españolas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte)

Quizás te interese:

Recibe más documentos en tu email

No te pierdas todas nuestras actualizaciones