Aproximación a los problemas de atención en la edad escolar a partir de la evaluación neuropsicológica y su relación con el trastorno de aprendizaje del cálculo. Orientación de programas de intervención educativa

SID > Aproximación a los problemas de atención en la edad escolar a partir de la evaluación neuropsicológica y su relación con el trastorno de aprendizaje del cálculo. Orientación de programas de intervención educativa

Autor/es

  • José Luis Santos Cela (dir.)
  • Dionisio Manga Rodríguez

Publicación

2008

ISBN

Descripción física

Serie

Resumen

Se ha constatado la estimación predictiva de los maestros de educación primaria en la detección de alumnos, no diagnosticados como discapacitadosEn el SID sugerimos utilizar la palabra o expresión Personas con discapacidad en su lugar., que presentan dificultades específicas para aprender, si bien se precisa de una posterior evaluación neuropsicológica que determine la(s) función (es) alterada(s) causante(s) de las supuestas dificultades, el grado de afectación, así como los procesos en los que intervenir o tratar.

Las Escalas de Comportamiento Infantil (ECI-profesores y ECI-padres), además de discriminar sujetos con trastornos del comportamiento en base a las variables Inatención e Hiperactividad/impulsividad, han demostrado su validez para discriminar comportamientos de desmotivación y de dificultad para aprender.
La Batería Neuropsicológica Luria-DNI se decanta como un instrumento potente en la evaluación y diagnóstico de las funciones que originan las dificultades específicas del lenguaje oral, de la lectoescritura y la aritmética, lo que facilita la elaboración de programas de tratamiento en el ámbito escolar.

A partir de los perfiles neuropsicológicos obtenidos con la Batería Luria-DNI y los CI resultantes del WISC-R, se constata que:
a) El CI total no es un referente para diagnosticar dificultades de aprendizaje, ya que las semejanzas o diferencias de CI entre los grupos no son indicadores válidos de dificultades de aprendizaje
b) El CI verbal complementa al diagnóstico de subtipos surgidos de Luria-DNI en las dificultades de lectoescritura, subtipo auditivo-lingüístico (CIV<CIM) y subtipo perceptivo-visual CIV>CIM; no así para los trastornos aritméticos.
c) El subtest de aritmética del WISC-R no discrimina suficientemente los trastornos aritméticos, por lo que conviene recurrir para este diagnóstico a evaluaciones con pruebas de naturaleza neuropsicológica.

El diagnóstico clínico de TDAH, con el que entraron 65 sujetos en esta investigación, ha mostrado ser poco preciso por la falta de significatividad en las diferencias halladas entre los subtipos Combinado, Inatento e Hiperactivo/impulsivo, cuando son medidas las variables inatención e hiperactividad/impulsividad a través de las ECI-profesores. Tampoco se obtienen diferencias significativas al comparar intergrupos en los coeficientes de Memoria de Trabajo (MT) y Velocidad de Procesamiento (VP). No se han encontrado diferencias significativas en Capacidad Intelectual (CIT) ni entre los subtipos de TDAH, ni con el grupo Normal.

Cuando los mismos sujetos son evaluados con el mismo instrumento y en las mismas variables, sin tener en cuenta el subtipo clínico con el que entraron, se han constituido nuevos agrupamientos, produciéndose diferencias significativas (p < .001) intergrupos en las variables inatención e hiperactividad/impulsividad. Con estos nuevos agrupamientos, los subtipos Combinado e Inatento son los que han alcanzado puntuaciones inferiores en MT y VP.

Cuando comparamos dos submuestras de sujetos TDAH que cursan el segundo ciclo de Educación Primaria, equivalentes en el Pretratamiento en las variables Capacidad Intelectual (CI), inatención e hiperactividad/impulsividad, se comprueba que, tras nueve meses de tratamiento, el grupo que recibió un tratamiento multimodal en el Centro escolar (farmacológico + psicoeducativo/conductual) obtuvo mejores puntuaciones (p < .000) en atención selectiva, atención sostenida, concentración y (p < .02) en control de la hiperactividad/ impulsividad que el grupo que sólo recibió tratamiento farmacológico, lo que concuerda con los estudios Las dificultades aritméticas están presentes, globalmente, en un alto porcentaje en los sujetos diagnosticados de Trastorno por déficit de atención e Hiperactividad, debiendo ser consideradas tales dificultades, más que un trastorno discalcúlico asociado, integrantes de la sintomatología del TDAH.

Las diferencias de las puntuaciones obtenidas en los Sistemas de Procesamiento Numérico (SPN), Sistema de Cálculo (SC) y Total (T) que integran los instrumentos (PGA 1 y PGA 2) , entre los grupos normativos y los grupos TDAH, son significativas a favor de los grupos normativos (p < .000).

Esta investigación, en el ámbito de las dificultades aritméticas del sujeto TDAH, al analizar las respuestas en las distintas tareas que integran los dos Sistemas aritméticos, Sistema de Procesamiento Numérico (SPN) y Sistema de Cálculo (SC), se observa que a las dificultades específicas del déficit atencional, se unen, fundamentalmente, las relacionadas con el procesamiento sucesivo y simultáneo (Teoría P.A.S.S.), donde coinciden la mayoría de los sujetos estudiados.

Información recogida de Teseo (Bases de datos de las tesis doctorales leídas en las Universidades Españolas del Ministerio de Ciencia e Innovación)

Quizás te interese:

Recibe más documentos en tu email

No te pierdas todas nuestras actualizaciones